La Habana, 20 mar.- El impacto de la aplicación en Cuba del internacional Código de los Alimentos, conocido por las palabras en latín Codex Alimentarius, será evaluado el próximo viernes en esta capital por expertos cubanos.

Las deliberaciones sobre el particular están previstas en un encuentro en la sede del Ministerio de la Industria Alimentaria, donde disertará Nancy Fernández, directora general de la Oficina Nacional de Normalización (ONN), según el programa al que la AIN tuvo acceso.

Magaly Pérez, investigadora del Centro de Gestión y Desarrollo de la Calidad, intervendrá sobre el tema de la comunicación social, como componente del análisis de riesgos en la cadena de los productos en general.

Las consecuencias en su elaboración y expendio en el sector no estatal también figuran en las reflexiones del taller, al igual que la inocuidad en la producción primaria y su impacto en los seres humanos, de María Toraño, del Instituto de Medicina Veterinaria (IMV).

El número de trabajadores por cuenta propia crece en la Isla desde 2010, cuando fue aprobada su ampliación, e incluso reciben cursos organizados por la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba acerca de las principales herramientas del sistema contable y tributario.

Los peligros en la producción primaria de los comestibles de origen animal, y el rol del médico veterinario, están contemplados en los debates, que comprenden explicaciones sobre la implementación de la Norma Cubana 585 Contaminante microbiológica en la nación.

El Codex Alimentarius es una colección de estándares, códigos de prácticas, guías y otras recomendaciones de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Su objetivo desde 1963 es la protección de la salud de los consumidores y asegurar las buenas prácticas en el transporte de alimentos. (AIN).