Por Eduardo Rodriguez-Baz

Madrid, 10 may (PL) El escritor cubano Iroel Sánchez criticó hoy aquí el tratamiento tendencioso que los grandes medios de comunicación internacionales ofrecen sobre la realidad en su país, sin respetar incluso las reglas más elementales del periodismo.
•Ver imágenes en FotosPL

Sánchez, quien este viernes presentó en la Casa de América de Madrid su libro Sospechas y disidencias, denunció la falta de ética y profesionalidad, la difusión de noticias sin verificación y sin contrastar fuentes de esas corporaciones mediáticas extranjeras a la hora de abordar la situación en la isla.

Dentro de esa tendencia enmarcó también a determinada prensa española, la cual, enfatizó, lamentablemente tiene una percepción cada vez más cercana a los medios de la ciudad de Miami, considerada el bastión de la ultraderecha cubanoamericana.

Se establece una relación funcional con la política de hostilidad de Estados Unidos contra Cuba, explicó el periodista en declaraciones a Prensa Latina.

Cuando los medios de comunicación españoles abordan temas como el de la emigración, por lo general hablan de los efectos, pero nunca de las causas, que están precisamente en esa política de Washington hacia La Habana, ilustró.

Te dicen que los cubanos huyen de Cuba, pero de los demás lugares la gente emigra, agregó Sánchez, editor del blog La pupila insomne y fundador de la revista sociocultural La Jiribilla.

Los mexicanos, que lo hacen mucho más, emigran, los haitianos emigran. Es decir, hacen un poco el ridículo y quedan en posiciones muy difíciles de explicar y creo que eso también puede mostrar por qué cada vez tienen menos credibilidad para hablar de Cuba, señaló.

En una cosa debemos tener claridad, incluso el presidente de Ecuador, Rafael Correa, lo advertía en una reciente visita a Madrid, que una cosa es la opinión pública y otra la opinión publicada.

Y la opinión publicada en este país sobre Cuba tiene realmente un problema de relación con la realidad muy grave, resaltó el comunicador.

Respecto a Sospechas y disidencias, comentó a esta agencia que es una compilación de 59 post de su blog, el trabajo de año y medio que reúne también algunos ensayos sobre cinco temáticas principales.

El primer capítulo del libro gira alrededor del trato de la gran prensa hacia Cuba y sobre otros procesos afines a la nación antillana, a partir de una idea del escritor uruguayo Eduardo Galeano.

A la isla se la mira con una lupa inmensa, que amplifica y magnifica lo negativo y se distrae cuando hay algo positivo, afirmó Sánchez parafraseando a Galeano.

En otra de sus secciones, el autor analiza la participación política de los intelectuales y parte de un pensamiento del filósofo italiano Antonio Gramsci, según el cual vivir es tomar partido y la neutralidad en términos de lucha de ideas no existe.

Hay otro capítulo dedicado al doble rasero sobre el terrorismo en los medios, que toma como referencia un concepto del dramaturgo español Alfonso Sastre, quien apunta que al terrorismo cuando lo hacen los ricos se le dice guerra y a la guerra cuando la hacen los pobres se le dice terrorismo.

Otro de los artículos se titula Amistades peligrosas, a partir de una reflexión del ex secretario de Estado Henry Kissinger, quien con ese cinismo tan estadounidense, sostiene Sánchez, precisó que es peligroso ser nuestro enemigo, pero es fatal ser nuestro aliado.

Una última sección de Sospechas y disidencias está dedicada al uso de las tecnologías de la información, en particular de Internet, y alude a un planteamiento del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, que define a la red de redes como un instrumento revolucionario que debemos saber usar, añadió el periodista.

Sánchez calificó de un honor que dos prestigiosos intelectuales de este país europeo como Ángeles Diez y Carlos Fernández Liria, ambos doctores en ciencias de la Universidad Complutense, participaran como ponentes en la presentación de su libro.

Al acto en Casa de América asistieron, entre otros, el embajador de Cuba en España, Alejandro González, y el conocido actor español Guillermo “Willy” Toledo.

mgt/edu

Anuncios