La información la dio a conocer José Vicente Rangel, este domingo en su sección “Los Confidenciales” , transmitido por Televen, refiriéndose a un artículo publicado por Grima Gallardo en su blog “La Colmena” , donde se señalan los planes desestabilizadores contra Venezuela.

“Los agentes y criminales a sueldo de la CIA que operan en Chile, Washington Moreira (con credencial de la DEA) y Todd Porter (del FBI), son los encargados de gestionar el traspaso de recursos clandestinos para llevar a cabo el asesinato de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello”; dijo JVC en referencia al portal web La Colmena.

En el mencionado portal web, se señala que hay dos escenarios posibles. “El primero se refiere al asesinato de Maduro dentro de un ambiente de caos social y desorden generalizado, creado artificialmente”, dijo, en el hecho podría provocar un vacío de poder para presionar una intervención militar, apoyada por la oposición, por lo que la CIA ha redoblado sus contactos con mandos militares para sondear posibles reacciones.

El segundo plan se refiere en el caso de fracasar el magnicidio, el siguiente objetivo sería Diosdado Cabello, “atribuyendo el hecho a Maduro y al servicio de inteligencia iraní, sobre la base de la versión ampliamente difundida en el país y en el exterior de que existiría una pugna por el poder y el liderazgo del movimiento bolivariano”, informó Rangel.

El financiamiento de la operación tendría su origen en el narcotráfico y se señalan los nombres de algunas empresas con presencia en Chile, Bolivia, Perú, Colombia y una con sede en Atlanta, Estados Unidos, dijo Rangel, al mismo tiempo que aseguró como posible tema en agenda entre Maduro y Santos en su próximo encuentro.