Por estos días Bolivia celebra, como casi todo el mundo, una Jornada Internacional por los cubanos antiterroristas presos por Estados Unidos desde hace 15 años por el solo hecho de defender a su país de las agresiones de mafiosos radicados en territorio norteamericano, financiados y amparados por Washington.

Numerosas actividades se realizarán en esta nación andina en reclamo a la excarcelación de Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino, como parte de la campaña lanzada por René González, el único de Los Cinco en libertad en su país, tras cumplir íntegramente la condena injusta que le impuso el régimen de la Casa Blanca.

Gerardo, Antonio, Fernando y Ramón permanecen aún en las mazmorras de Estados Unidos cumpliendo sentencias políticas exageradas, impuestas hace tres lustros por un tribunal amañado de la ciudad violenta de Miami, precisamente por donde caminan libremente los más connotados terroristas cubanoamericanos alimentados por Washington, entre ellos Luis Posada Carriles, bautizado como el Bin Laden latinoamericano.

Ante la permanencia arbitraria en las cárceles norteamericanas de sus cuatro compañeros, René lanzó desde La Habana una campaña inédita internacional de llenar de cintas amarillas los árboles de Cuba y de todos los rincones de este planeta tierra, como símbolo de que sus familiares esperan la llegada de sus seres queridos.

La capital de Bolivia, fue escenario este lunes, de un acto central, presidido por el Ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, por el inicio de la jornada mundial a favor de Los Cinco Héroes de la Isla caribeña, y en un bonsái se colocaron decenas de bellas cintas amarillas.

La petición de René fue cumplida en La Paz, y lo será nuevamente este sábado 14 de septiembre, cuando centenares de bolivianos y residentes cubanos en este país sudamericano protagonicen una manifestación frente a la misión diplomática de Estados Unidos, y en árboles cercanos predomine el color amarillo.

Recuerdo la visita que realizó Adriana Pérez, esposa de Gerardo, a esta nación andina el pasado año, durante la cual fue recibida por el presidente Evo Morales, y viajó a Valle Grande para en nombre de Los Cinco rendir tributo al Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara.

Entonces Gerardo, desde las entrañas del monstruo, pudo conversar unos breves minutos vía telefónica con Morales, a quien le agradeció el respaldo del gobierno y pueblo de Bolivia a la causa de los antiterroristas cubanos secuestrados por Washington.

Adriana rememoró en La Paz que siempre su esposo la llamó su bonsái, por su pequeña altura, uno similar al que fue llenado de cintas amarillas en el acto de comienzo de la nueva jornada internacional en Bolivia por la liberación de Los Cinco.