Escrito por una  madre cubana.

Acostada en la cama con mi pequeña de 3 añitos comienzo a leer:

«Para los niños es este periódico, y para las niñas, por supuesto. Sin las niñas no se puede vivir, como no puede vivir la tierra sin luz. El niño ha de trabajar, de andar, de estudiar, de ser fuerte, de ser hermoso: el niño puede hacerse hermoso aunque sea feo; un niño bueno, inteligente y aseado es siempre hermoso. Pero nunca es un niño más bello que cuando trae en sus manecitas de hombre fuerte una flor para su amiga, o cuando lleva del brazo a su hermana, para que nadie se la ofenda: el niño crece entonces, y parece un gigante: el niño nace para caballero, y la niña nace para madre.»

Al fin se duerme y mientras contemplo su carita pienso:…. asi soñó José Martí que fuera la infancia, como en Cuba: con acceso a educación y atención médica gratuita, libertad plena a jugar en un parque, sin miedos, sin preocupaciones, sin temor a caminar juntas de la mano y recoger una flor o preguntarme simplemente: de donde viene la lluvia?

Algun dia la Edad de Oro (como  califico Jose Marti a la infancia) en America latina será como la soñó  el propio Martí, Bolivar, Ché y Chavez y como la hizo realidad Fidel, Raul,  y lo hacen Maduro y Evo, a pesar de la embestida imperialista.

!Que suerte la de ser cubana!!!!.