Etiquetas

, , ,

Por: Mildred Legrá Colón
Foto: Ismael Francisco (PL)
Tomado de Internet.

En la fotografía: El asesino a sueldo Abarca.

Abarca, ¿Ahora lloras? ¿Ahora pretendes con tus lágrimas ablandar los corazones de los jueces, que te juzgarán por asesino? Mira, hay mucha gente en Cuba, que ha llorado por tu culpa y por tu gran jefe Posada Carriles… A ese le importa un bledo lo que te está sucediendo. A ese le importa él y quienes lo apañan, lo toleran, le ocultan sus asesinatos.. Total si tú no cuentas para él. Eres tan insignificante en ese mundo de matones, delincuentes, trasnochados del Narco, vende patrias y arrastrados al Imperio, que le da lo mismo tú o veinte como tú… Llora todo cuanto quieras, si total tus lágrimas no valen para éste pueblo digno. Bastante ya ha sufrido por la muerte de sus hijos, a causa de la explosión de unas cuantas bombas.

Sí, como esas bombas que tú mismo has declarado colocaste en distintos lugares de la capital cubana. ¿Qué te importaron esos niños que jugaban tranquilamente el ajedrez? ¿En qué pensabas? Ya sé, en el dinero sucio de tus amos. Ya ves no vales nada para ellos. Pero tampoco para nosotros vales un céntimo. Eres de la misma calaña que engendró a un hombre, como el Posada Carriles, un monstruo hecho a la medida de quienes llevan la guerra a otros países, sin importarles, que mueran civiles y hasta sus propios soldados…

Llora, llora. Llora también por tu hija, que la salvó una médico cubana. Y no te lo tiro en tu cara de cínico. Simplemente, te lo recuerdo para que en los últimos momentos de esa Corte que te juzga, aprendas a valorar la dignidad y las razones de un pueblo entero. Llora, Abarca, aprende a entender las lágrimas de madres, hijos, nitos, padres… las lágrimas de un pueblo todo, que no parará en su afán de verlos a todos ustedes en el tormento de su propia conciencia..Esa conciencia, que es juez y cárcel de los asesinos como tú…