Etiquetas

,

 

Crédito:

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, afirmó que el candidato de Unidad Departamental Autonomista (UD-A) para la segunda vuelta por la Gobernación de Tarija, Adrián Oliva, está “marcando la posibilidad de darle un golpe funesto a la nacionalización”.

“Si uno quiere decir de una manera más simple, Tarija es hoy día la caja fuerte de la nacionalización, Tarija, y hoy día también Chuquisaca, Santa Cruz y Cochabamba, pero en particular Tarija concentra la mayor riqueza de Bolivia, el PIB que tenemos hoy día se debe al aporte del patrimonio de Tarija. Y la presencia de Adrián Oliva hoy día está marcando la posibilidad de darle un golpe funesto a la nacionalización, a esto que todos los bolivianos hemos sido beneficiados”, explicó en entrevista con el programa el Pueblo es Noticia.
Quintana afirmó que la segunda vuelta en Tarija y en Beni tiene, no solamente una dimensión nacional, sino internacional para la construcción de la democracia, por lo que la presencia de Oliva, compitiendo por el poder político de Tarija, “no es inocente”.

En ese marco, Quintana recordó que el proyecto de Cossío y de Oliva “era tumbar al presidente Evo, para desmantelar la nacionalización, en la línea con los gringos, con Goldberg (ex embajador en Bolivia), con la embajada americana y con Estados Unidos”.

“Oliva es un alfil fundamental en el tablero de los golpes suaves en América Latina, eso es Oliva, si alguien se le ocurre que Oliva es una personalidad política que tiene un interés inmaculado en el departamento de Tarija y en Bolivia, quiero darle la mala noticia que Oliva forma parte del eslabón de la conspiración internacional contra Bolivia”, remarcó.
La autoridad dijo que en esa época, Oliva, financiado con recursos de los Estados Unidos hacía campaña política para golpear la democracia en Venezuela, para golpear la democracia en el Ecuador, para golpear la democracia en Bolivia.

“Oliva se convirtió en el interlocutor de (….) toda la derecha cavernícola de los Estados Unidos”, matizó.//Rdc