Etiquetas

, , , ,

fotocelac

El encuentro concluyó con la aprobación de una declaración en la que se denunció la agresión imperial contra Venezuela, y se demandó el fin del bloqueo económico, co­mercial y financiero impuesto por Estados Uni­dos contra Cuba

BRUSELAS.—El presidente de Ecuador, Rafael Correa, demandó el levantamiento del bloqueo unilateral de Estados Unidos contra Cuba y la derogación de la orden ejecutiva de la Casa Blanca que impone sanciones a Ve­nezuela, durante la apertura este miércoles de la II Cumbre de la Comunidad de Estados La­tinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE) en Bruselas.

Aún queda por extirpar el inhumano e ilegal bloqueo, y la devolución del territorio ocupado de Guantánamo, uno de los rezagos de colonialismo en nuestra América, afirmó el mandatario.

Al inaugurar la cita birregional, en su calidad de presidente pro tempore del bloque latinoamericano y caribeño, Correa también ce­le­bró el actual proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, paso que destacó como “un triunfo de la dignidad y la soberanía del pueblo cubano”, indicó Prensa Latina.

En su discurso ante los representantes de los 33 países de la Celac y los 28 de la UE, el líder ecuatoriano reiteró además el rechazo de la región a la orden ejecutiva emitida a principios de año por el mandatario estadounidense para sancionar a Venezuela por supuestamente representar una amenaza a la seguridad nacional del país norteño.

Tras calificar de ridículo el argumento esgrimido por Obama, Correa recordó que esa orden viola flagrantemente el derecho internacional y la Carta de la Organización de Estados Americanos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Ma­duro, agradeció a su homólogo ecuatoriano por su rechazo al documento que declara a Ve­nezuela como una amenaza a la seguridad na­cional de los Estados Unidos, el cual aún está vigente.

En otro momento, Correa exigió que se res­pe­te el derecho soberano de los países y resaltó los acuerdos alcanzados por Argentina con sus acreedores. Asimismo, rechazó las decisiones de un juez norteamericano en relación con los llamados fondos buitres.
Durante la Cumbre de ambos bloques re­gionales, el mandatario ecuatoriano hizo un llamado a unir voluntades para la construcción de un mundo mejor en ambos lados del atlántico.

En otro orden, explicó a los líderes de la UE que la Celac trabajará hasta el 2020 en una agenda de cinco ejes fundamentales centrados en acabar con la pobreza extrema, fomentar la educación, la tecnología y la innovación, el tema del cambio climático, el financiamiento para el desarrollo, y la potenciación del pa­pel del bloque.

La erradicación de la pobreza es un imperativo moral para nuestra región y para el planeta entero, porque, por primera vez en la historia de la humanidad, dicha pobreza no es por falta de recursos, sino fruto de la inequidad, sentenció.

“Algunos creen en una supuesta mano invisible para alcanzar la eficiencia, la justicia y el desarrollo. La historia nos demuestra que se requiere de manos bastante visibles, de acción colectiva y de la voluntad explícita de las sociedades”, apuntó Correa.

Durante su presentación en la inauguración, el presidente boliviano Evo Morales planteó construir una “ciudadanía universal” frente a la migración que —a su juicio— se verifica por varios factores, entre ellos la mala distribución de la riqueza, reseñó la agencia ABI.

El líder boliviano cuestionó la restricción de paí­ses europeos a los migrantes la­tinoamericano, y aseguró que en América La­tina y el Caribe jamás se aprobaron normas para expulsar, ni cárceles para detener a ciudadanos de otros países.

Según Morales, los migrantes se desplazan cada vez más a otros países por las intervenciones militares, guerras, el cambio climático y la mala distribución de la riqueza debido al capitalismo.

El vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Jorge Arreaza, reclamó por su parte el fin de los vestigios de tutelaje e imperialismo presentes en Latinoamérica y el Caribe, así como los que se intentan validar en la actualidad.

El alto funcionario exhortó a construir una relación entre ambos bloques basada en el respeto mutuo y la cooperación, sin los remanentes del pasado colonial.

Es tiempo de una alianza que parta del respeto mutuo y el intercambio de experiencias y conocimientos, agregó.

Durante la segunda sesión plenaria de la II Cumbre Celac-UE, bajo el tema Desafíos co­munes: agenda de desarrollo post-2015; cambio climático y el problema mundial de drogas,  el  presidente Enrique Peña Nieto reafirmó el compromiso mexicano de asumir esos retos.

Peña Nieto expuso que la mejor forma de hacer frente al problema mundial de la droga es la prevención, no solo del consumo sino de todos los daños sociales que produce el mercado ilícito.

Entretanto, el canciller dominicano, An­drés Navarro, recordó que su país asumirá la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en enero del 2016.

Navarro dijo que en ambas regiones existe una mayor comprensión sobre la importancia de las relaciones estratégicas y las posibilidades de su profundización.

El ministro de Relaciones Exteriores de El Sal­vador, Hugo Martínez, instó a enfrentar en for­ma unida los complejos retos de la humanidad y destacó en primer lugar la necesidad de superar los efectos del cambio climático
Más de 40 jefes de Estado y Gobierno participan en la Cumbre, que inició el miércoles y concluye hoy, la cual tiene entre sus objetivos reforzar la alianza birregional.

CUMBRE EMPRESARIAL: POR FORTALECER VÍNCULOS COMERCIALES
La alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini se pronunció por fortalecer la relación entre la comunidad europea y América Latina y el Caribe mediante la promoción y actualización de acuerdos.

Al intervenir en la Cumbre empresarial de la Celac y la UE en Bruselas, un evento que forma parte de la Cumbre de ambos bloques regionales, aseveró que nuestra relación va más allá de la economía y el comercio, pues incluye diálogo político y cooperación en cues­tiones multisectoriales.
Debemos mantener el impulso. Las inversiones europeas han llegado para quedarse, expresó Mogherini y señaló la importancia de que los gobiernos proporcionen directrices ne­cesarias con el fin de eliminar barreras co­merciales, la regulación innecesaria y brindar seguridad jurídica, refirió Prensa Latina.

Nuestra cooperación puede apuntalar el crecimiento en ambos continentes, recalcó al realzar que la UE es ya el primer inversor extranjero en esa región, con más de 500 000 millones de euros. Esto significa que invertimos más en América Latina y el Caribe que en Rusia, China e India juntas, subrayó la funcionaria.

Asimismo, detalló que 26 de los 33 países de la Celac materializaron acuerdos de asociación y comercio con la UE, y el comercio de bienes entre ambas regiones se duplicó prácticamente en la última década.

Nuestra asociación puede ser más fuerte y mirar hacia el futuro, pues aspiramos a que beneficie a las generaciones venideras y a nuestros pueblos, añadió.

Por otra parte, el presidente ecuatoriano ­—quien intervino también en la reunión empresarial— afirmó ayer que la cooperación Celac-UE debe orientarse a la formación de talento humano, la transferencia de tecnología y el acceso al financiamiento.

Correa subrayó la importancia de pasar de ser sociedades productoras de bienes primarios a productoras del conocimiento.
Entretanto, el presidente de la Cámara de Comercio de Cuba, Orlando Hernández, ca­lificó de muy importante la relación económica entre nuestro país y Europa y consideró que existen perspectivas favorables para impulsarla.

Europa representa cerca del 30 % del intercambio comercial de la isla, declaró a Prensa Latina durante la Cumbre empresarial de la Comunidad de Estados Latinoa­me­ricanos y Caribeños (Celac) y la Unión Euro­pea (UE), que se efectuó este miércoles.
Resaltó que Europa es un gran inversionista en Cuba donde hay cerca de 80 empresas mixtas y asociaciones económicas importantes en el sector del tabaco, del turismo y otros.

Según Hernández, dicha relación resulta una “fuente para el apoyo tecnológico, del conocimiento, de nuestras estructuras empresariales”.
El resultado del evento, centrado en la importancia de fomentar un crecimiento integrador y sostenible mediante el refuerzo del papel de las pequeñas y medianas empresas, se presentará como una recomendación oficial a la Cumbre de la Celac-UE.

INTELECTUALES LATINOAMERICANOS Y EUROPEOS APOYAN A VENEZUELA
El apoyo incondicional a la Revolución bolivariana de Venezuela matizó el encuentro de intelectuales y parlamentarios latinoamericanos y europeos celebrado este miércoles en la capital belga.

La solidaridad unánime y el rechazo a los intentos desestabilizadores y a las manifestaciones injerencistas se hicieron sentir en la cita.
Al intervenir en el evento, el reconocido intelectual cubano Abel Prieto, asesor del presidente Raúl Castro, denunció que todo ese per­verso plan contra Venezuela es un plan contra el bloque progresista de América Latina y las nuevas formas de integración que han venido surgiendo.

En ese contexto es muy importante el tema de los medios de comunicación para abrir una brecha en el valladar de mentiras, infamias, en la maquinaria verdaderamente abusiva, racista y colonial que forma el gran entramado mediático que domina la opinión, que decide qué es noticia, de qué te debes enterar y el enfoque, remarcó.

También presente en el encuentro, la excanciller de Honduras Patricia Rodas declaró a Prensa Latina que el golpe de Estado del 2009 no solo fue contra el pueblo hondureño y el gobierno del poder ciudadano del presidente Manuel Zelaya. Fue un embate contra la Revolución bolivariana y los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), señaló.

El encuentro concluyó con la aprobación de una declaración en la que se denunció la agresión imperial contra Venezuela, y se demandó el fin del bloqueo económico, co­mercial y financiero impuesto por Estados Uni­dos contra Cuba.
También se denunció la manipulación y tergiversación de los poderes mediáticos so­bre los procesos de cambio en América Latina y las luchas de las fuerzas progresistas en Europa.