Foto: Cambio
Portada de la revista Crímenes Famosos.

Redacción central / Cambio
Después de su detención por el caso “narcoestatuillas”, en 1993, Carlos Valverde utilizó sus influencias políticas y salió de la cárcel, libre de toda culpa con el apoyo de cuatro diputados, dos del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), uno del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y uno de Acción Democrática Nacionalista (ADN).
“Queda totalmente demostrado que los cuatro diputados ayudaron a tapar cualquier investigación que pudiera realizarse con mayor profundidad en el futuro sobre las relaciones de Carlos Valverde con el jefe de la red de narcos y el verdadero uso que le dieron a las credenciales”, refiere la revista Crímenes Famosos en el número dedicado al caso narcoestatuillas, cuyo principal involucrado fue Carlos Valverde Bravo.
Los diputados a los que hace referencia la publicación, son Juan Del Granado y Edil Sandoval Morón del MNR, además de Mario Rueda Peña del MIR y Carlos Borth de ADN.
De acuerdo con la investigación realizada, el 21 de octubre de 1993 fue desbaratada la red más grande de narcotraficantes de Bolivia, por ese entonces, destacaba entre los 17 detenidos, el exdirector Nacional de Inteligencia y Seguridad del Ministerio del Interior, Carlos Valverde.
Fue remitido a Chonchocoro el 19 de noviembre, pero 24 horas después -con apoyo político- fue transferido al penal de San Pedro. Ya para el 25 de enero de 1994 se excluye a Valverde del caso de narcotráfico, utilizando para ello, una minuta de comunicación firmada por los cuatro parlamentarios neoliberales.