Etiquetas

, , , , ,

1025-caricatura-bloqueo

Tomado de Agencia Cubana de Noticias

La Habana, 17 nov (ACN) Pese al bloqueo, económico, financiero y comercial de Estados Unidos, Cuba reafirmó su compromiso de enfrentar el cambio climático, afirmó en Marruecos José Fidel Santana Núñez, viceministro de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA).

Santana Núñez es el jefe de la delegación cubana a la XXII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (COP 22), que desde el siete de noviembre y hasta el viernes se efectúa en Marrakech, una de las principales ciudades de ese país.

En consecuencia, presentamos nuestra contribución nacionalmente determinada, firmamos el Acuerdo de Paris, y próximamente deberá concluir el proceso constitucional para su ratificación, dijo en su discurso, al que la ACN tuvo acceso.

Añadió que inspirada en la idea de su máximo líder, Fidel Castro Ruz, Cuba continuará trabajando para que un mundo mejor sea posible.

Ratificó “el apoyo a nuestros hermanos de la Comunidad del Caribe y de la Asociación de Estados del Caribe en proyectos de adaptación al cambio climático y nuestra voluntad de cooperar con todas las naciones, especialmente los pequeños estados insulares en desarrollo y los países menos adelantados.

El vicetitular cubano del CITMA advirtió que 2015 se inscribe ya como el más caliente desde que se establecieron los registros del clima, las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera rebasan las 400 partes por millón y continúan indetenibles su aumento.

Por solo mencionar un ejemplo, recordó, mi país fue víctima del poderoso huracán Matthew, que nos produjo graves daños materiales y dejó miles de muertos en varias naciones hermanas de nuestra región, donde las pérdidas han sido cautelosamente calculadas en cinco mil 200 millones de dólares.

Comentó que ante las cada vez más complejas realidades, las tendencias globales no son favorables, y citó al Programa de ONU para el Medio Ambiente, según el cual, las emisiones en 2030 serán superiores en un 25 por ciento respecto al nivel necesario, para mantenernos en una tendencia hacia a los dos grados.

Esto equivale a un exceso de entre 10 y 12 gigatoneladas de emisiones que comprometerían la meta de 1,5 grados, que los países más vulnerables demandamos para nuestra supervivencia, alertó Santana Núñez .

Atribuyó los orígenes de este desbalance al incumplimiento de las obligaciones históricas de los países industrializados, y mencionó que 13 de ellos aumentaron en 2014 sus niveles de emisión en comparación con 1990, en algunos casos de manera significativa.

Es evidente, subrayó, que aún persiste la falta de compromisos serios por las naciones que han originado este desastre.

Un ejemplo claro de ello es la no ratificación de la Enmienda de Doha, adoptada en 2012 en la capital de Catar, por la mayoría de los países desarrollados, en franca oposición a los esfuerzos globales por enfrentar el cambio climático.

La llamada “Enmienda Doha” da continuidad al marco jurídico e institucional del Protocolo de Kioto, lo extendió hasta 2020 e incluyó nuevos compromisos de reducción de emisiones.

Tres días después de la entrada en vigor del Acuerdo de París, se inició el evento en Marrakech, con 230 kilómetros cuadrados de extensión, más de un millón 500 mil habitantes y apodada en árabe la Ciudad roja, por el color de sus edificaciones y las tonalidades predominantes en su entorno.