Etiquetas

, ,

pol-9-f1-david-carlos-barrios
El canciller del Estado, David Choquehuanca, enseña uno de los documentos que fue desclasificado.
FOTO: Carlos Barrios

Roberto Medina Buezo / Cambio

El canciller David Choquehuanca, junto con representantes de organizaciones de familiares de desaparecidos en dictaduras, desclasificó ayer los archivos diplomáticos de las dictaduras del período 1966-1979.

La desclasificación de documentos hace referencia al período de las dictaduras del Plan Cóndor y a la etapa neoliberal aplicada por algunos modelos de desarrollo extractivistas para apropiarse de los recursos del país, además de territorios.
“Con la desclasificación de los documentos del Ministerio de Relaciones Exteriores lo que queremos es recuperar la memoria histórica de los acontecimientos suscitados en períodos de las dictaduras, porque nos van a ayudar a entender, a develar la verdad de las acciones, en este caso de los diplomáticos de ese entonces y así aportar con datos que nos puedan hacer un día justicia”, manifestó Raquel Lara, responsable del Archivo Histórico de la Cancillería.
La presidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional (Asofamd), Ruth Llanos, aseguró que luego de más de 30 años el canciller Choquehuanca es la única autoridad que ayudó en la desclasificación de documentos.
“Para nosotros es súper importante, porque es la forma que tenemos de ver cómo nuestros familiares eran perseguidos, cómo se informaba sobre ellos, cuando la OEA (Organización de Estados Americanos) o Naciones Unidas pedían informes a Bolivia sobre los presos, exiliados y desaparecidos. Lo que hacían ellos era ocultar la verdad y mostrarnos como extremistas, terroristas, etc”.
Uno de los momentos más emotivos fue cuando la diputada del MAS-IPSP Norah Quisberth relató cómo durante toda su infancia tuvo que sufrir, junto con sus hermanos, los abusos que sufrió su padre.
“Ingresaban a la casa, lo pegaban con palos, le metían agujas debajo de las uñas y era trasladado de una cárcel a otra. Mis hermanos y yo no teníamos madre y vivíamos con unos tíos y luego con otros. Teníamos que visitar a mi papá en las cárceles pidiendo permiso a todas las autoridades, pero si ellos no querían, no nos dejaban verlo”.
El jefe de la diplomacia boliviana, David Choquehuanca, aseguró que la desclasificación de documentos ‘clasificados’ es parte de la obligación que tiene su despacho para que las nuevas generaciones conozcan la verdad histórica de las dictaduras.
“Hay declaraciones de personas que dicen que estamos en dictadura, no saben lo que es la dictadura, hermanos, por eso la urgente necesidad de reescribir la historia, de desnudar el método de la masacre que fue utilizado sistemáticamente para imponer y dominar a los pueblos de nuestra región, de los pueblos latinoamericanos”.
Familiares de personas que asistieron al acto agradecieron al canciller Choquehuanca por permitir que se revisen los documentos en procura de hallar a sus familiares desaparecidos.
La Cancillería, a través de su Archivo y en coordinación con la Red de Archivos Diplomáticos Iberoamericanos, en 2011, estableció un acuerdo para iniciar una labor de recolección de los documentos clasificados de las dictaduras.
La voluntad política hizo posible que se decida la desclasificación de los documentos que reflejan las acciones diplomáticas en varios períodos.

Nila Heredia
Miembro de Asofamd

Declarada militante del Ejército de Liberación Nacional, aseguró que fue perseguida en la dictadura.
“Tenemos varios compañeros que han sido apresados, torturados, ejecutados, otros muertos en tortura (a palos) y otros entregados dentro de la figura del Plan Cóndor”.
Heredia dijo que la apertura de los archivos clasificados tiene una connotación de enorme importancia para saber qué ocurrió en aquellos años, para que nunca más vuelva a suceder.

Norah Quiberth
Diputada del MAS-IPSP

La diputada Norah Quisberth aseguró que gracias a las personas que pensaron diferente en las dictaduras ahora se puede gozar de una democracia plena.
“La desclasificación nos  servirá para conocer quiénes fueron los autores intelectuales y materiales de muchas desapariciones y torturas. Será importante y dependerá de la voluntad de la población visitar esos libros para encontrar a la gente desaparecida en búsqueda de una memoria institucional”.

David Choquehuanca
Canciller de Bolivia

El canciller David Choquehuanca destacó el proyecto de ley elaborado por Asofamd respecto de los desaparecidos, y expresó su confianza para que sea tratado en el Congreso.
“Hemos abierto estos archivos para que todos conozcan los informes reservados que permitieron implementar el Plan Cóndor. Todos tenemos la obligación de por lo menos leer los documentos para conocer lo sucedido cuando las dictaduras imperaban.