Etiquetas

, ,

El agua es el componente más abundante del planeta y se puede encontrar en distintos estados: líquido, gaseoso o sólido. El 70% de la superficie está cubierta con agua, pero menos del 1% es para consumo humano.
Más de 7.000 millones de personas habitamos la Tierra que se nos brinda con todos los recursos para que podamos vivir plenamente. Sin embargo, todavía nos falta tomar conciencia de la importancia del cuidado del medioambiente.
Es un problema mundial, pero si algo nos enseña la falta de agua que se está viviendo últimamente en diversas regiones del país es que debemos cambiar nuestra actitud con respecto al cuidado de nuestros recursos naturales.
Ante la pregunta de ¿qué podemos hacer para cuidar el agua?, la respuesta es sencilla, pero implica el cambio de hábitos diarios en nuestra vida.
Podemos comenzar por cerrar la llave mientras nos enjabonamos las manos, lavamos los dientes, duchamos, lavamos platos o ropa. Además, juntar agua de la regadera en una cubeta mientras sale fría y usarla para el inodoro o para las macetas y reparar las tuberías o llaves que goteen en cocinas y baños.
Se deben usar baldes o bañadores con agua para lavar coches y no mangueras, además de cambiar los inodoros tradicionales por ecológicos.
Se debe aprovechar el agua de lluvia para regar las plantas, principalmente en interiores, usar el agua sobrante de las jarras de las comidas y/o lavar las verduras para regar las plantas.
Todos debemos comprender que si bien avanzan los problemas del calentamiento global, debemos trabajar juntos para enfrentarlos, tal como convocó ayer el presidente Morales en su cuenta de Twitter porque sin importar nuestra edad, sexo, raza o condición social, todos y todas somos corresponsables en la construcción de un mundo mejor que sea habitable para las futuras generaciones.