Etiquetas

, , ,

un-fidel

Por: Camila Moreno

Hoy desde muy temprano cada cubano se ha levantado con una emotividad incontenible, para comprometerse con el legado histórico de Fidel y darle ¿un adiós? NO, un hasta luego, apoyar la defensa de los valores que inculcó en su pueblo, que siempre lo recordará y contará su historia a cada generación, para que crezca con los principios que debe tener un revolucionario fiel, honesto, humano, solidario y con un gran corazón.

Ese recuerdo de un hombre que nunca se dejó vencer, aún en circunstancia que cualquier otra persona hubiese abandonado sus armas, él continuó y logró el triunfo de esta Revolución llena de bondades que todos los cubanos agradecemos y llevamos a la práctica en los países de América Latina.

Fidel será recordado por toda América Latina, su ayuda solidaria e impulso a la izquierda muestran su valentía para enfrentarse al “imperio” cómo le llamaba a ese poder capaz de absorber todo el continente.

Su figura representa todo lo que hemos logrado, y lo que nos queda por alcanzar. Mantener la unidad de este pueblo que defiende las enseñanzas de Fidel, nuestro líder de corazón, un miembro más de nuestras casas, un padre de familia, un abuelo que quedará en la memoria de sus nietos por sus hazañas y sabidurías.

Sus dotes personales de audacia, fuerza y valor lo convirtieron en un hombre capaz de enfrentar las adversidades y salir en defensa de los pueblos de América Latina.

Al conocer la triste noticia revolucionarios del mundo envían sus condolencias y reconocen que su pérdida impacta en cada persona que estuvo cerca, su integralidad y genialidad para guiar los procesos de integración en la región,

Cariño, respeto, admiración son evocados por todos aquellos que lo conocieron e incluso los que no lo conocieron, Fidel tus ideas guiarán el camino de la Revolución Cubana.