Etiquetas

, , , , ,

La Mesa Redonda contó este miércoles con la presencia del presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, uno de los amigos entrañables de Fidel, y unas de las personas que ha tenido la misión y el privilegio de haber hecho suyo el pensamiento latinoamericanista de Fidel Castro.

Allí donde cayó el Che para intentar desarrollar una revolución, tiempo después ha surgido un líder como él, que ha logrado combinar lo más avanzado del pensamiento progresista mundial con ese pensamiento originario de los pueblos de nuestra América. Evo Morales está en La Habana y fue una de las primeras personas que inmediatamente conoció la noticia del fallecimiento de Fidel expresó públicamente su sentir.

Sobre Fidel, el legado que nos deja, sobre cómo los latinoamericanos y las fuerzas progresistas revolucionarias de este continente tendremos que asumir el legado del líder de la Revolución Cubana, conversó con nuestra Mesa Redonda. Para nuestros lectores, reproducimos el diálogo a continuación.

Randy: Bienvenido a nuestro programa Evo, un placer que esté acá en nuestra tierra en un momento de dolor, pero yo creo también que es un momento donde se demuestra quiénes son los grandes amigos. Para nosotros por supuesto es un placer que esté acompañando al pueblo cubano en estas horas.

Evo Morales: Muchas gracias Randy, por la invitación nuevamente al programa Mesa Redonda. Recuerdo perfectamente cuando era dirigente compartir algunas reflexiones desde este programa, pero como usted dice, ahora es en estos momentos tan difíciles que vivimos, no solamente el pueblo cubano sino el pueblo antimperialista del mundo. Pero también es una emoción compartir la despedida, la partida del hermano, compañero, amigo, compatriota latinoamericano Fidel. Sentimos su ausencia, duele mucho, pero esa es la vida, lamentablemente.

Randy: Pudo Evo conocer a Fidel en dos facetas. Primero cuando era líder cocalero, campesino e indígena, después ya como Jefe de un Estado, el Estado Plurinacional de Bolivia. En esas dos dimensiones ¿Cómo ve a la altura del tiempo Evo Morales a Fidel? ¿Cómo lo percibió cuando era líder cocalero? ¿Qué aprendió de Fidel en esas épocas de luchas directas contra el capital, contra quienes explotaban a los campesinos y cocaleros bolivianos y después cuando le tocó la dura tarea de Jefe del Estado boliviano?

Evo Morales: Me acuerdo perfectamente de cuando habían tantos eventos internacionales en Cuba, en el Palacio de las Convenciones. En el año 1991 había sido invitado a participar a esta Cumbre y aquí es importante reflexionar cómo era la doctrina norteamericana de amedrentar, de meternos miedo… ¿Por qué digo esto?, cuando quería sacar mi pasaporte decía no hay que hacerse sellar con la emigración con Cuba, porque va a estar ya como condenados, como castigados para todo el mundo. Yo por supuesto no tenía miedo, pero quienes regresaban reflexionaban permanentemente: Ojalá Cuba no nos selle nuestro pasaporte o no te de visa, con visa en el pasaporte ya vamos a estar cuestionados por el mundo, imagínense, yo me acuerdo de eso.

Randy: Año 91 que era además el momento en el que decían que se había acabado la historia y que había un solo y único poder, que era el imperio.

Evo Morales: Vine a  ese evento y creo, siento así, que Cuba vivía momentos muy difíciles para ese  entonces. De ahí a ver ahora es totalmente diferente Cuba. Y claro, ¿quién no quisiera acercarse a Fidel? La delegación que venía conmigo bajaba del avión y lo primero que besaban era la tierra cubana, tierra liberada, ese era el mensaje. Yo era chico todavía, jovenzuelo, no podía entender ese mensaje de quienes me acompañaban en la delegación que veníamos a esos eventos de solidaridad y autodeterminación que había por acá.

Me tocó intervenir como 3 minutos en el Palacio de las Convenciones; no me acuerdo exactamente,  pero estaba feliz, contento. Fidel entra a intercambiar con toda la delegación, imposible un poco acercarse a Fidel; claro uno que está empezando como dirigente. Cuando me acuerdo bien, conocido por  sus grandes mensajes, sus reflexiones. Va pasando el tiempo, creo en el 2004 o 2005 antes de ser presidente, me acuerdo exactamente que cuando terminó su intervención en una de las cumbres me invitó a la cena. Recuerdo como 6 o 7 horas, yo estaba siendo invitado por Fidel y todo su equipo de trabajo, y en toda la sala algunos se dormían, despertaban; pero Fidel seguía hablando. La gente no se iba, en Bolivia cuando hay cansancio la gente se retira; aquí no, eran delegaciones nacionales e internacionales; y después nos fuimos a cenar.

A las 12 de la noche Fidel me invita a cenar, los dos nos fuimos a comer al Palacio de las Convenciones y es un gran recuerdo que tengo. Me habla de salud, educación y yo esperaba… ¿a qué hora Fidel me va a enseñar cómo se hace la Revolución y nada? Finalmente sobre las 4 o 5 de la mañana pregunto ¿Fidel cómo se hace la Revolución?  Ahí me acuerdo: Evo ahora la Revolución se hace como Chávez, es con el pueblo; en vano: como 4, 5 o 6 horas esperando que me hable de la Revolución.

El equipo de trabajo le dice: “Fidel, Evo tiene que retornar, tiene su vuelo a las 6 am y del Palacio de las Convenciones directamente al aeropuerto”. Yo ahora lo que voy a sentir son esas reflexiones, esos debates, con mucha claridad ideológica, programática. Yo estoy convencido, Cuba es el semillero de las revoluciones de América Latina y ese profundo sentimiento de liberación  por los pueblos del mundo.

Randy: Le habló de eso aquel día del año 2004, prácticamente estaba Evo ya en plena faena para las elecciones que venían en Bolivia y sale electo presidente. Un suceso para toda América Latina. El primer presidente indígena de nuestro continente en esta época de cambios revolucionarios en la región; y usted viene a Cuba incluso días antes de asumir como presidente y vuelve hablarle Fidel de salud y educación. ¿Cómo entendió para su labor como estadista después ese mensaje de cuánto había que hacer por esas masas que estaba excluidas durante muchísimo tiempo?

Evo Morales: Antes de ser presidente, en mi primera candidatura en el 2002, yo mismo no estaba convencido, dirigente acusado de narcotráfico, asesino, Bin Laden andino, mis compañeros de base especialmente en el trópico acusados de talibanes, los cocaleros, me expulsaron del Congreso acusándome de asesino y narcotraficante. En el 2002, cuando mis compañeros y hermanos del campo me proponen, no estaba tan seguro, pero en esas elecciones ganamos, no los robaron toda la estructura de la derecha boliviana. Pero a partir de ese momento dije: “Creo que en cualquier momento voy a ser presidente”. Debo prepararme.

Esa vez estaba acá en Cuba, pero solamente podía reunirse con el canciller, con los dirigentes del Partido Comunista de Cuba, con el Presidente de la Asamblea. Si soy presidente tal vez pueda ver Bloqueo económico a Bolivia así como ustedes, ¿qué debo hacer? Casi todos me decían: “Evo, hay que tener mucho cuidado con el imperio, hay que tener mucho cuidado”. Pero finalmente me tocó hablar con el Comandante Fidel y la misma pregunta le hice: “Fidel, si soy presidente tal vez Estados Unidos se va a vengar con Bolivia con el bloqueo económico. Fidel me dijo: “Evo, no estás solo, Bolivia no es Cuba, está Chávez, está Lula, Kirchner y estamos aquí Evo, y además de eso, Bolivia tiene tantos recursos naturales, no tienes por qué tener miedo a Estados Unidos”

Eso me alentó, perdón con los otros colaboradores como canciller y varias  autoridades principales dentro de la  Asamblea por las recomendaciones de que hay que cuidarse, pero Fidel no. “¿Qué miedo al imperio?”

Cuando ganamos Fidel estaba con nosotros, con Misión Milagro, con la Campaña de Alfabetización, haciendo nuestros primeros programas, porque cuando empezamos no teníamos ni una obra en Bolivia. ¿Qué entregaban los centros de salud para Misión Milagro? Es algo de colaboración y cooperación de Cuba, eso inaugurábamos en las fronteras, en las ciudades…

Ahora ya tenemos miles de obras para entregar, estamos presentes en cualquier parte del país, pero ese mensaje de Fidel ha sido muy profundo. Me dijo: “Bolivia no es una isla como Cuba, están ahí tus hermanos, tus compañeros” Te da una lección para toda la vida, y repito nuevamente: “¿Qué miedo al imperio?” Eso también me lo enseñó Fidel, perderle el miedo al imperio, levantarle la voz al imperio unidos, organizados con claridad, lógica y programática, eso es para mí Fidel.

Randy: Siempre decimos que uno de los grandes legados que Fidel nos dejó a los revolucionarios cubanos fue el tema de la unidad, la unidad como concepto de sostenimiento de la Revolución, de sostenimiento del proceso revolucionario, y la unidad como elemento imprescindible para poder enfrentar las fuerzas del imperio y para América Latina también. Siempre habló de la unidad en el Foro de Sao Paulo, de la necesaria unidad de las fuerzas revolucionarias, de las fuerzas progresistas en su sentido más amplio. Cuando estamos en un proceso que algunos llaman de retorno a las ideas neoliberales ¿Cuánto vale ese mensaje de unidad de Fidel? ¿Qué desafío tenemos las fuerzas revolucionarias y progresistas de esta región?

Evo Morales: La unidad de un pueblo es tan importante, imagínese cómo Fidel acogió esa gran unidad. Siento que antes era considerado como el eje del mal, con Hugo Chávez el eje del mal va creciendo. Nos incorporamos nosotros en el 2006  y va así creciendo. Y ahí vienen países del ALBA TCP y se amplía todavía más. Y yo siento que con el Golpe de Estado hacia el área de Honduras paró la incorporación de países a este proceso de liberación mediante el ALBA-TCP. Trató de romperlos, sin embargo, hay una profunda conciencia, un profundo sentimiento de estos procesos de liberación democrática. Estamos en otros tiempos; aunque la gran batalla que hay que librar son los medios de comunicación.

Ni se imaginan, lo mínimo lo incendian y es como si estaría cayéndose algún presidente, algún gobierno. Sin embargo, esta dura resistencia en los países, los movimientos sociales, y para enfrentarlos es todo la unidad, unidad y unidad.

Fidel ha derrotado a tantos presidentes de Estados Unidos, Fidel ha derrotado tantos atentados de asesinato, y ha asumido el pueblo cubano la idea de la liberación. Así intentaron en todas partes, Hugo Chávez soportó un Golpe de Estado, en Bolivia hubo un Golpe de Estado donde intentaron sacarnos vía revocatorio, semejante campaña sucia, derrotados. Aunque lo que pasa en algunos países vecinos de Bolivia es que hay nuevas generaciones, tienen otras expectativas y con los medios de comunicación tan contaminados y conservadores tratan de confundir.

Hay que profundizar como están los países vecinos después de estos golpes, no hay ahora golpe militar, hay golpes judiciales para presidentes antimperialistas o ex presidentes antimperialistas. Pero para presidentes pro capitalistas, pro imperialistas o ex presidentes pro capitalistas o pro imperialistas no hay ningún proceso, no hay órganos judiciales. Los golpes han cambiado ahora, pasan de la dictadura a otras clases de Golpes de Estado. Esa es la situación, hay un sentimiento de pueblos que reaccionan y dicen “nos hemos equivocado”. Hay que aprender de algunos países cómo estructurar y sentar las bases para continuar con ese proceso de liberación.

En Bolivia algunos hermanos de Estados Unidos, de Europa, están retornando, me dicen: “en tal país vecino estamos mejor que en Bolivia, prefiero volver” Algunos países del ALBA en vez de irse a Estados Unidos están volviendo, porque estamos mejor en la situación. Es un principio de socialismo, y pese a que hay comentarios un poco exagerados de que en América Latina están retornando a la derecha, casi estoy seguro que será temporalmente

¿Qué ofrece? No ofrece ninguna esperanza a su pueblo y así empieza a crecer la pobreza, políticas sociales implementadas por unos presidentes se terminan; pero lo peor es para mí que Estados Unidos nos ha dividido a UNASUR con la llamada Alianza del Pacífico

Randy: Ese es otro elemento que a mí me parece importante reflexionar a la luz de estos acontecimientos. Fidel incluso en los momentos en que la Revolución cubana estaba aislada de América Latina por la imposición imperial a los gobiernos de la región, siempre defendió la necesaria integración de este continente y habló de que por encima de las diferencias ideológicas había que lograr la unidad de estas regiones del mundo si queríamos de verdad expresarnos como nuestros libertadores soñaron. Estos desafíos que tenemos ahora, estos intentos desde el imperio de dividir a los procesos integradores, incluso debilitar a la CELAC. ¿Cómo enfrentarlos? ¿Cómo acudir a ese pensamiento bolivariano, chavista, fidelista de integración?

Evo Morales: Yo creo que son importantes dos temas: trabajo con los movimientos sociales y con las nuevas generaciones, las juventudes, que las nuevas generaciones repasen esa historia, las invasiones para saqueo. En nuestra experiencia en Bolivia, en las distintas épocas los imperios intentaron siempre dominarnos, invadirnos, dividirnos desde afuera para dominarnos políticamente y dominándonos políticamente robarnos y saquearnos económicamente. Esta es la historia de América Latina. Como autoridades y dirigentes es nuestra obligación hacer estas reflexiones profundas, porque solo el pueblo unido de América Latina puede hacer frente a esta clase de retorno de las políticas neoliberales.

La Alianza del Pacífico plantea la liberalización de los servicios básicos, que es la privatización. Es la profunda diferencia que tenemos, la subasta del patrimonio de los estados, que son finalmente los pueblos. Intentaran por aquí y por allá, pero siento que es importante relanzar este proceso de integración.

Yo me acuerdo cuando por fin gracias a Kirchner, Lula, Chávez, con la participación de muchos presidentes de América Latina y el Caribe también cuando consolidamos CELAC. Fidel no participó,  me llamó muy emocionado y me dice: “Por eso luché tanto Evo”. Ahora vamos a extrañar sus llamadas. Imagínese.

Y ahora se organizan para que esto fracase y no puedo entender a algunos presidentes o presidentas, algunos gobiernos con títulos de socialistas en el mejor instrumento del imperio. Eso no lo puedo entender ¿qué clase de socialistas son? Que sean ese instrumento para que se debilite el proceso de integración, pero entiendo también que es nuestra obligación seguir batallando para fortalecer UNASUR, CELAC en especial.

La OEA, después de expulsar a Cuba sin autoridad—así como dijo antes Fidel que es el Ministerio de Colonias de Estados Unidos— ya no está. Me acuerdo los debates de algunos presidentes, algunos presidentes pro imperialistas: ¿Cómo integrar América Latina y el Caribe?, ¿pero cómo algunos  presidentes y presidentas pueden debilitarnos?

No puedo entender que todavía como presidentes pensemos en pequeños grupos de oligarquías, de jerarquías  hasta con mucha influencia de monarquías. América Latina es otro. Perdona que lo diga con mucha sinceridad. Respetamos que España tengo un estado monárquico, será para ellos pero no puede ser para América Latina. En primera posición el Rey de España a controlarlos y en última posición los invitados; si está invitado que venga el gobierno español a vernos, pero no puede ser esa monarquía para América Latina. Respetamos y somos amigos, el padre, el nuevo rey, mis amigos; los respetamos como personas, pero no es para nosotros eso. Es como liberarnos de una etapa de descolonización y como algunas autoridades pueden prestarse todavía a esta clase de política de dominación. La gran tarea es cómo descolonizarnos internamente.

Randy: Hay un desafío que creo Fidel asumió como nadie en esta región y del que usted una y otra vez habla, y es cuando Fidel mostró el valor de la solidaridad y cuánto ese valor puede no solo liberar a los pueblos, sino ayudar al desarrollo de otros. Las circunstancias son diferentes, las económicas y políticas para la región y para el mundo… pero ¿cómo sostener desde los países progresistas, desde América Latina en particular en medio de esas circunstancias, esa solidaridad con otros pueblos y especialmente con los más necesitados, y oprimidos como puede ser la hermana República de Haití?

Evo Morales: Cuba para mí es la de Fidel, la de Raúl, es semillero de la solidaridad. Yo sigo convencido, no creo que haya en el mundo—no hubo antes ni va a ver—, lo siento así, un hombre tan solidario como Fidel y algo aprendí también que Fidel me dijo una vez: “Evo, tienes que compartir lo poco que tenemos” Aprovecho esta oportunidad, vengo a decirle al pueblo cubano en nombre del pueblo boliviano: “Muchas gracias por toda la solidaridad, por sus enseñanzas, sus mensajes, sus reflexiones.

Una vez yo estaba presente como dirigente y Fidel explicaba a Hugo acá en La Habana: “Hugo, podemos operar de la vista mediante la Misión Milagro, no sé si dijo cien mil sudamericanos o cien mil latinoamericanos, operar gratuitamente de la vista a cien mil. Perdone mi expresión, en ese momento pensé: “Este Fidel está loco. ¿Cómo van a operar a cien mil gratuitamente? No lo podía creer, Fidel hablándole a Hugo Chávez de esta Misión Milagro. Yo pensaba, no lo dije por supuesto, ahora estoy diciendo eso. Mira hermano Randy, solo en Bolivia ya se operaron cerca de setecientos mil gratuitamente.

No se puede entender eso, al margen de tantos programas de alfabetización, no solamente en los bolivianos. Instalamos también un Centro de Operación Milagro en Copacabana, frontera con Perú.

Randy Alonso: ¿Cruzan los peruanos?

Evo Morales: En buses vienen cada fin de semana, por la Argentina, Paraguay, la zona de Santacruz, los brasileños. No tenemos los datos exactos, miles de los vecinos se operaron gratuitamente. Eso es solidaridad. Ese es el real socialismo, sinónimo de solidaridad, de complementariedad, sanar a la humanidad. Pero claro, para eso es importante la dignidad de un pueblo, la soberanía de un pueblo, porque nadie les puede parar esta solidaridad.

Mientras, la política de Estados Unidos todo es bajo condicionamientos, es bajo chantaje, amenazas. Si algún pueblo se levanta es acusado de rojo, de comunista; por tanto, hay que invadirlos, sino son rojos comunistas, terroristas. Los movimientos sociales somos terroristas para el sistema capitalista. Y si no somos terroristas, somos narcotraficantes, narcoestado.

Y ahí quiero decirles, después que ya cerramos la base militar norteamericana, expulsamos a la DEA, expulsamos a USAID, ahora estamos mejor política y económicamente, esa es nuestra experiencia.  Entendí cuando Fidel me dijo: “Evo no está solo, Evo no es una Isla como Cuba. Bolivia tiene tantos recursos naturales”. Me hizo pensar profundamente y por eso perdimos el miedo, cambia la situación social, económica, política, cultural en nuestros países. Entonces, es toda una lección de solidaridad.

Cuando venía, Fidel agarraba su mapa: “En esta parte de países del África tantos médicos, hospitales… todo se lo sabía de memoria. Yo le decía, ¿pero usted es abogado, es Doctor en leyes, es médico? ¡Qué Doctor en Leyes! Últimamente ya no hablaba tanto de salud, de educación, sino de alimentación. Yo me acuerdo cuando vine a su cumpleaños el año pasado, yo vine a tomar unos mojitos, brindar en su cumpleaños… Eso lo voy a extrañar profundamente. Me dijeron a las once vas a visitar a Fidel. Yo estaba en el hotel cuando me dicen Fidel está en la puerta. No podía entender. Pensé que íbamos a almorzar, brindar; pero fuimos a ver las moringas. Como tres horas caminando y explicándome. También extrañaré bastante que hace unas tres o cuatro semanas me llegó un paquete de moringa que estoy consumiendo, todavía tengo el regalo de Fidel que me enviara desde acá.

Randy: Fidel siempre deja muchas lecciones, pero también usted como estadista está haciendo su propia historia. Me gustaría dedicar el último segmento de la Mesa Redonda a hablar sobre Bolivia y los desafíos que tiene por delante. Hay muchos, pero usted hablaba de uno que le fue cercano a Fidel, su preocupación por la alimentación. A Fidel esa preocupación le viene muy engarzada con su preocupación permanente por el medio ambiente. Yo veo al Fidel del 92 que hizo su discurso memorable en la Cumbre de Río de Janeiro reflejado en el Evo Morales de hoy, que ha estado dando batallas por el medio ambiente y por retornar a ese respeto originario a la tierra y a las bondades que nos brinda. ¿Cómo valorar esa batalla hoy y cómo ustedes han tenido que enfrentar en los últimos días toda esa experiencia de sequía en Bolivia que por supuesto ha obligado a acciones de emergencia?

Evo Morales: Siento que es importante siempre recordar los mensajes de Fidel en esa Cumbre en Brasil. A mí me sorprende su mensaje, y decía: “acaben con el hambre, no con el hombre”, se me grabó hasta ahora esa idea. Y otro: “paguen la deuda ecológica y no la deuda externa”. Son profundos, y para la juventud y dirigentes de movimientos sociales son una gran responsabilidad, una gran tarea. Sus mensajes son parte de las responsabilidades que nos deja a esta generación.

Coincidimos en muchos eventos sobre propuestas de cómo defender a la madre tierra. Nos incorporamos a ver la madre tierra, la pachamama, en el pasado se vivía en armonía con la madre tierra. Yo sigo convencido de que la madre tierra sin el ser humano puede estar mejor, pero el ser humano sin la madre tierra no va a poder vivir. Sin embargo, al sistema capitalista no le interesa lo que ella haga y nos traslada esta responsabilidad a los países en vías de desarrollo. Lamento mucho que algunas ONG son los mejores instrumentos, sino son bases militares en Bolivia, o por ejemplo la USAID, pero hay algunas ONG, no todas, que sustituyen esa responsabilidad.

Pero al margen de esas diferencias es nuestra obligación como conservar y cuidar la madre tierra y se presenta el tema de la alimentación. Hay una política de movimientos sociales acompañada por gobiernos anticapitalistas: tener soberanía alimentaria y seguridad. Es como buscar políticas y programas para autoabastecernos. Esa es la dura batalla que tenemos por ahora, y quizás por esa razón las últimas reuniones que tuve con Fidel todo era más sobre la  alimentación. Decía que con semejante Amazonia América Latina podría mantener y darle alimentos a todo el mundo, Bolivia con tantas extensiones, Venezuela…

Inicialmente cuando escuche de la moringa decía ¿quién será? ¿Una mujer? ¿Por qué tan enamorado de la moringa Fidel? Pero después entendí que era una planta. Y por eso las reflexiones del tema de la alimentación son importantes, hablamos con el compañero Maduro una vez largamente sobre ese tema, y ahora nos toca cómo resolverlo.

Evidentemente tuvimos problemas en unos pocos barrios, no todo ha sido La Paz. Tema de agua. Y quiero decirles que nosotros sí tuvimos programas: mi agua 1, mi agua 2, mi agua 3. Hemos invertido bastante, alcaldes que tienen sus proyectos procesados y ejecutados, además de eso financiados; mientras que algunos alcaldes por razones políticas tampoco nos presentaban sus proyectos. Pero al margen de nuestra responsabilidad, quién sabe no hemos sido advertidos sobre este problema que se presente. Después me doy vuelta por las cordilleras y lagunas secas, no solamente en La Paz, sino también en Cochabamba. Hace dos días estuve por la cordillera y secos. De paso no llueve, ahora está lloviendo, esta mañana me comuniqué y está allá mejorando pero hay que empezar a prevenir.

Su resultado es el sistema capitalista, el calentamiento global, y vamos a esperar preparamos para tener esa demanda que es tan importante para el ser humano: el agua. Mi experiencia Randy: cuando al pueblo no le falta lo económico y no le falta alimento está tranquilo, si además de eso no le falta agua y energía, mejor todavía. Siempre en mi país y en otros países de América Latina uno tenía ambiciones, ahora esto es muy grave. Iba a comentarle problemas internos pero sí enfrentar organizadamente como estado, con los movimientos sociales y también las reflexiones de Fidel era justamente para que podamos prevenir esos problemas que se presentan.

Randy: Cuando se habla de Fidel un poco se habla también de su previsión política, de su manera de poder catar a profundidad a la persona y se habla mucho de Fidel y su relación con Chávez y de cómo Fidel vislumbró en Chávez el líder político que fue. Yo puedo decir en lo personal también que escuché reflexiones importantes sobre Evo, en relación con cómo caló en usted cuando todavía era dirigente sindical y se había lanzado a aquella primera candidatura. Después de aquella primera candidatura victoriosa veía esa fuerza que representaba Evo Morales para el pueblo de Bolivia. Sin embargo, por supuesto, quienes siempre nos han despreciado decían ¿cómo un dirigente indígena, un dirigente campesino va a poder dirigir un país? Hoy vemos a Bolivia y vemos todo lo que está pasando en su país. ¿Cuál ha sido la filosofía de Evo para poder sostener un crecimiento económico como el que Bolivia tiene a partir de nacionalizaciones también del país? ¿Cómo da fuerza y vigor a los movimientos sociales y a los reclamos populares en su gobierno?

Evo Morales: Como propuesta programática nos hemos planteado tres tareas importantes, en lo político la refundación de Bolivia, en lo económico la nacionalización o la recuperación de nuestras empresas públicas y especialmente nuestros recursos naturales, y en lo social la redistribución de las riquezas. Ese es el programa central, el primer tema ha sido difícil, tres años para la refundación de Bolivia, estos tres años, 2006, 2007, 2008, fueron una dura batalla: intento de Golpe de Estado, división de Bolivia, revocatorio, pero gracias a la unidad del pueblo ganamos todo.

Refundamos con la participación del pueblo y mediante la Asamblea Constituyente, y ahí nace pasar de un Estado Colonial a un Estado Plurinacional, en lo económico, lo social y acompañados por la recuperación de los recursos naturales. Eso totalmente hizo cambiar la situación económica del país, y ni siquiera con el vicepresidente Álvaro calculamos que hubiera cambiado la situación económica del país.

Estos dos hechos han permitido cambiar la imagen de Bolivia; pero para eso tuvimos que expulsar al embajador de los Estados Unidos y todos sus instrumentos de dominación y espionaje en Bolivia. Para eso tuve que equipararlo al Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional que decidían políticas económicas. Todavía está en los medios de comunicación de aquellos tiempos qué decían los ministros de planificación o los ministros del área económica. Ya está el plan, estamos esperando bendición del Fondo Monetario Internacional. Nos decían por semana: vamos a privatizar tantas empresas, y algunos presidentes decían Bolivia se muere. Claro, se moría con el modelo neoliberal. Tuve que cambiar todos esos planes, y para ese cambio es tan importante la unidad, las fuerzas sociales, los debates.

Yo digo, lo que viví como presidente entre 2006, 2007, 2008, ahora no es nada. Se presentan un pequeño grupo de problemas, ahora estamos con el agua, y políticas o movilizaciones dirigidas por la derecha, financias. Estamos informados, somos Estado, somos gobierno, y habrá siempre esto, pero el pueblo sabe qué está pasando, qué problemas se presentan.

A nosotros también nos ha sorprendido que Bolivia va creciendo económicamente pese al precio del petróleo, que nos afecta por supuesto a todos. Hay otro análisis por supuesto, otra opinión, que es un sabotaje de unos países del sistema capitalista para que quienes vivimos del petróleo y del gas tengamos problemas económicos.

En la década del 80, de adolescente escuchaba que los medios de comunicación decían que Estados Unidos iba a sacar al mercado internacional sus reservas de este año, eran reservas bolivianas. Solo con ese anuncio se hundía el precio de este año, pobre gobierno de izquierda sin plata, la gente marchando. Entonces, frente a esas experiencias vividas en el pasado ahora estamos muy diferentes.

Ese precio del petróleo siento que está preparado para hacer daño, pero Bolivia sigue creciendo económicamente. Hace diez años hemos garantizado una estabilidad económica, las reservas, los ahorros, e imagínese, en el año 1985, cuando empezamos el modelo neoliberal, el PIB era de 5 mil millones de dólares; en 20 años llegaron a 9 mil millones de dólares. El PIB y la deuda externa casi estaban tas con tas, pero del 2005 al 2015 llegamos a 34 mil millones de dólares del PIB. Eso nos da solidez económica, ahora sí fácilmente podemos prestar, porque antes—como estaban casi tas con tas entre la deuda—, imposible. ¿Quién podía prestar? El gobierno decía: “Bolivia no tiene capacidad de endeudamiento. No puede prestar plata”. Hemos superado esta situación. Además de eso hemos fundado otras empresas públicas, pequeñas, medianas, estamos entrando a la industrialización, y siento que vamos bien.

Randy: Y eso sin abandonar ninguno de los grandes programas sociales que están desarrollando

Evo Morales: Este año hemos garantizado los bonos latentes que hemos creado, la política social sigue en vigencia, avanzando. Claro, cuando se tiene que hacer el presupuesto para el próximo mes siempre digo al ministro de agrícola especialmente de economía, tienes que garantizar estos bonos. Claro, tampoco hemos creado nuevas políticas sociales, eso es una tarea, una obligación. Sin embargo, frente a los problemas que hemos vivido y hemos pasado este año, siento que estamos mejorando nuevamente.

Randy: Que buenas noticias, ¿Optimista entonces con el futuro pese a que hay mucha incertidumbre con lo que representa para América Latina la llegada al poder del presidente de Estados Unidos Donald Trump?

Evo Morales: Para mí de manera general, ni republicano ni demócratas tienen diferencias, es una sola política. Segundo: en los Estados Unidos no gobiernan los presidentes electos con el voto. Siento que engañan con esa democracia que tienen al pueblo americano, porque solo los banqueros, las empresas transnacionales gobiernan Estados Unidos. Ahora un gran magnate, tal vez no quiera otros magnates, pero igual va a seguir gobernando un empresario y los empresarios tienen derechos, las empresas para hacer plata llevan plata. Pero cuando se hacen políticas usan la política para hacer más plata.

Solo la unidad va a hacer frente a cualquier agresión imperialista, esa es nuestra lucha, la que nos dejó Fidel.

Randy: Estamos en un momento de dolor. Fidel se nos fue físicamente, aunque sus ideas están ahí, así como quienes siguen sus ideas y han hecho suyo ese pensamiento de justicia e igualdad para los seres humanos que Fidel siempre defendió. Están líderes políticos como usted que están intentando cambiar la historia en América Latina. ¿Cuáles son los desafíos que tenemos los progresistas y revolucionarios de esta región? ¿Qué tenemos que seguir aprendiendo de Fidel?

Evo Morales: Así como el Che, después de cincuenta años de su muerte sigue en el mundo entero, así como Chávez. Pero Fidel es mucho más importante. Yo extrañaré y sufriré por los encuentros que tuve con Fidel. No habrá un Fidel que me venga a recoger al hotel, no habrá un Fidel que se preocupe por mi rodilla, no habrá un Fidel con sus reflexiones, sus enseñanzas, debates… Fidel siempre me recomendaba: “Evo, cuídate, Evo, descansa”, igualmente Chávez: “Descansa y cuídate, hay que cuidarse”, pero ellos nunca descansaban ni se cuidaban.

No habrá esas reflexiones, duro, duro. No veremos a Fidel en persona físicamente, pero su lucha será para siempre, será para futuras generaciones, para la eternidad, y el mejor homenaje es justamente la unidad. Nunca perder la capacidad de lucha. Ya no es teoría, la práctica lo ha demostrado. El pueblo unido derrota al imperio norteamericano. Solo entender eso. Yo estoy casi convencido, no habrá otro Fidel en el planeta. Algunos dicen que ha sido el líder del siglo XX, siglo XXI, es el líder del planeta.

No sé cuántos presidentes norteamericanos ha derrotado, no sé ni cuántos, 600, 700 intentos de asesinato… es la unidad del pueblo cubano. Mi respeto, mi admiración, y decir nuevamente, en nombre del pueblo boliviano, muchas gracias. Muchas gracias por aprender de Fidel, por toda la solidaridad.

El pueblo boliviano ha rendido homenaje a Fidel, ha acompañado al pueblo cubano. Quienes tenemos ideas de soberanía sentimos la ausencia de Fidel, pero estamos ahí las nuevas generaciones, estamos ahí junto al pueblo cubano, un pueblo antimperialista. Lo mejor es seguir viviendo las nuevas generaciones para garantizar esta Revolución. Cuba es semillero de la revoluciones para la liberación de los pueblos del mundo.