Etiquetas

, ,

Guillermo-Gonzlez-SINAPRED.jpg
Managua, 5 ene (PL) Las autoridades de Nicaragua se enfocan hoy en fortalecer su modelo de prevención multiamenazas para elevar en 2017 la capacidad de respuesta de la población ante eventuales fenómenos de la naturaleza como sismos y huracanes.
Según el ministro del Sistema Nacional de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres (Sinapred), Guillermo González, estos riesgos deben ser tomados en cuenta y las familias deben aprender a convivir con ellos.

En ese sentido, citó como ejemplo el reciente impacto del huracán Otto que ingresó por el Caribe y pasó por la zona de Río San Juan el mismo día que un fuerte sismo costero provocó la activación de una alerta de tsunami para la región del Pacífico nicaragüense.

González agregó que como medida especial para perfeccionar los mecanismos de respuesta ante una coyuntura similar, este año se crearán 153 brigadas de rescate y primeros auxilios para que todos los municipios del país estén preparados.

Además, explicó que se prestará atención a las capacitaciones en los centros educativos, a través de 45 mil maestros, y se perfeccionarán los planes de evacuación.

De acuerdo con el funcionario en 2017 se volverán a realizar, al igual que en los últimos años, cuatro ejercicios nacionales multiamenazas y dos más en las regiones en el Caribe enfocados al riesgo de huracán.

Por su ubicación geográfica, en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico que concentra la mayoría de los volcanes activos del planeta, en Nicaragua vive alerta ante la posible ocurrencia de sismos y tsunamis, además de ser susceptible a los huracanes y tormentas tropicales que se originan en el mar Caribe.

Anuncios