Etiquetas

, ,

san-valentin.jpg

Tomado de:Cubadebate

En la Roma antigua se celebraba el 14 de febrero como una de las jornadas de las Fiestas Lupercales, agasajos paganos que daban la bienvenida a la primavera y exaltaban la fertilidad y que fueron promovidos por Evandro, rey de los arcadios según la mitología. Los expertos creen que el actual día de San Valentín tiene su origen en esta legendaria festividad de tres días, dedicados a Lupercus, protector de los pastores y sus rebaños.

Pero en el año 494, el papa Gelasio I decidió dedicarla a San Valentín y convertir una fiesta pagana en católica, como ocurrió con otras celebraciones no religiosas a partir del siglo quinto de nuestra era.

Según la Enciclopedia Católica, el santo cuya festividad cayó en la fecha conocida hoy como día de San Valentín fue posiblemente uno de los tres mártires ejecutados en tiempos del Imperio Romano:

  • Un médico romano que se hizo sacerdote y al que el emperador Claudio “El Gótico” ordenó decapitar en el año 270.
  • Un obispo de la ciudad de Interamna, hoy Terni, Italia. Los restos de su cuerpo se conservan en la basílica de la ciudad, cuya fiesta patronal se celebra el 14 de febrero.
  • Un obispo también llamado Valentín de Recia que vivio en el siglo V y fue enterrado en Mais, cerca de Merano, en el Tirol italiano.

Quién fue este hombre y los misterios que envuelven su identificación con tal fecha se pierde a lo largo de la historia con versiones que se refieren a los tres mártires de igual nombre.

Sin embargo, la mayoría de los investigadores se decantan por el médico Valentín que se opuso a la prohibición de Claudio, que impedía el casamiento entre las parejas jóvenes.

Según el gobernante, los hombres solteros en la flor de la vida eran mejores soldados. Valentín lo desafió y unía en secreto a los amantes; el 14 de febrero marcó el día de su muerte, de ahí que se considere el patrón de los enamorados.

Lo cierto es que, independientemente de cuál es el verdadero San Valentín, la jornada ha trascendido en todo el orbe como momento propicio para celebrar el amor, no sólo a la pareja sino en todas sus formas posibles; y también la amistad.

Fuera del calendario litúrgico y comercialización

En 1969, el Día de San Valentín fue eliminado del calendario litúrgico tradicional de la Iglesia Católica, pero la fecha ya era tradición en diversas partes del mundo. Foto: Getty.

Después de que el papa Gelasio designara el 14 de febrero de 494 el primer día oficial de San Valentín, la festividad fue incluida en el calendario litúrgico tradicional y fue celebrada por la Iglesia católica en los siguientes 15 siglos.

Pero en 1969, bajo el pontificado de Pablo IV y despues del Concilio Vaticano II, fue eliminado del calendario. Así pasó a ser una fecha con santo pero sin celebración.

No obstante, ya se había convertido en una tradición alrededor del mundo, incluso en países de minoría católica, y además en un gran negocio que las empresas no dejarían escapar.

Con la industrialización, la fecha se ratificó como negocio cuando la evolución tecnológica permitió la producción en cadena de tarjetas de felicitación, uno de los regalos más frecuentes para este día.

Los estadounidenses, por ejemplo, se gastan en tarjetas y otros detalles más de 18 mil 900 millones de dólares, según la Federación Nacional de Comercio de EE.UU.

Así, la festividad de la fertilidad de la Antigua Roma, que se convirtió después en el día para conmemorar a un santo, acabó transformándose en un gran negocio global.

Aunque todavía muchos conservan el espíritu festivo original y marcan el día en el calendario para celebrar el amor y también la amistad.

Lo cierto es que la misma fecha ha sido utilizada de tres formas diferentes según las épocas y, además, son tres los candidatos a patrón de los enamorados. Tres “San Valentines”.

El 14 de febrero pasó de fiesta pagana a católica a negocio global. Foto: Getty.

(Con información de ACN/ BCC)

Anuncios