Etiquetas

, , ,

lenin-moreno.jpg
Quito, 15 feb (PL) Con la promesa de construir un futuro junto al pueblo, el candidato presidencial Lenín Moreno llama a la unidad nacional en apoyo a Alianza País (AP) para profundizar los programas sociales de la revolución ciudadana en Ecuador.

 

El político de 63 años conforma junto al actual vicepresidente de la república, Jorge Glas, el binomio de la formación política gubernamental que busca mantener a AP al frente de la nación, para dar continuidad a las políticas de inclusión y avance económico iniciadas por el jefe de Estado, Rafael Correa.

Licenciado en administración pública, Moreno tiene una reconocida trayectoria en la política por haber sido vicemandatario de Ecuador de 2007 a 2013, período en el cual se ganó el cariño nacional por impulsar la Misión Manuela Espejo, para ubicar y darles atención a personas con discapacidad.

También se le reconoce por promover el programa Joaquín Gallegos, que concede asignación económica a los discapacitados severos para poder contar con asistencia y cuidado.

Desde diciembre de 2013, el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, lo designó como su Enviado Especial sobre Discapacidad y Accesibilidad, cargo que ocupó hasta que pidió su renuncia en octubre pasado, para postularse a las elecciones generales del 19 de febrero próximo, como candidato a la presidencia.

Fiel a los principios del oficialista Movimiento Alianza País, incrementar la inclusión y mejorar la vida de todos los ecuatorianos, e impulsar el crecimiento económico nacional, son algunas de las prioridades establecidas en su programa de gobierno.

Bajo el lema ‘Cambios para renovar la patria. Un programa para la sociedad, la educación, la producción y el trabajo digno’, el Plan 2017-2021 de Moreno convoca a los ecuatorianos a ser protagonistas de la revolución que viven.

‘Cosecharemos lo sembrado y consolidaremos los cambios que por décadas los ecuatorianos hemos demandado y que empezamos a construir desde 2007’, indica el texto que recoge las principales propuestas y metas si vence en los sufragios del domingo.

En todas sus intervenciones ante el país, el ex vicemandatario insistió en que su proyecto asegura igualdad, equidad y justicia plena para fortalecer la inclusión y cohesión sociales, así como fortalecer el respeto a la democracia y a las diversidades.

Según sostiene, el arma principal de su candidatura son los principios y valores enarbolados por la revolución ciudadana que defiende: honestidad, libertad, buen vivir, respeto, solidaridad e internacionalismo, entre otros.

Otro punto positivo es que el manifiesto de AP se elaboró con el pueblo y teniendo en cuenta consideraciones de la mayoría, lo cual derivó en promover 12 revoluciones: política, ética, rural, social, ecológica, cultural, del conocimiento y las capacidades, de la justicia, seguridad y convivencia, urbana y de los territorios, de la juventud, económica y del trabajo.

Pese a ser criticado por la oposición, que pide al pueblo votar por el cambio y no por la continuidad representada por Lenín Moreno, el candidato oficialista marcha a la cabeza en las encuestas desde la definición de los ocho contendientes al máximo puesto del Palacio de Carondelet.

Además de su trayectoria como político, Moreno es admirado por su fuerza interior, que le permitió sobreponerse y volver a sonreír a la vida luego de un asalto en el cual recibió un disparo en la columna, el cual le inmovilizó las piernas.

El ex vicepresidente y exfuncionario de la ONU deberá obtener al menos el 40 por ciento de los votos y una diferencia de 10 puntos con respecto al rival más cercano para declarar las elecciones válidas en primera vuelta el domingo 19 de febrero.

De lo contrario, los dos candidatos más votados se medirán en segunda ronda el próximo 2 de abril.

Anuncios