Etiquetas

, , ,

elecciones-en-ecuador-2017

En abril, Ecuador decidirá entre dos proyectos, entre el buen vivir para todos o el individualismo que respalda a los banqueros, consideró hoy el presidente de la Coordinadora de Movimientos Sociales por la Democracia y el Socialismo, Rodrigo Collaguazo.

“En las urnas se enfrentará el programa de los pueblos y nacionalidades, de los excluidos que quieren paz y pan para todos los ecuatorianos, representado por Lenín Moreno y Jorge Glas; y el de la muerte, a favor de los contrabandistas, de Guillermo Lasso y Andrés Páez”, afirmó el asambleísta.

A su juicio, el balotaje del 2 de abril decidirá entre la soberanía, la integración regional y la no sumisión internacional, o el plan que busca un país subyugado al imperialismo norteamericano e impulsor de la dependencia.

En ese sentido, adelantó que la Coordinadora acordó poner en práctica un plan de despliegue en todo el territorio de los movimientos sociales y organizaciones locales, regionales y nacionales en respaldo a la continuidad y consolidación de la Revolución Ciudadana y sus 10 años de logros para la ciudadanía.

Representaciones de la juventud, amas de casa, agricultores y sectores barriales, entre otros, se unieron a esa iniciativa, la cual agrupa a unos mil 200 formaciones, precisó.

Para lograr ese objetivo, se plantearon tres niveles de acción que incluyen la movilización, iniciada por la Red de Maestros, quienes ya manifestaron en la calle el compromiso con el gobierno nacional y el binomio Moreno-Glas y rechazaron las posiciones de CREO y Lasso, con sus intenciones de volver al neoliberalismo.

Una segunda fase comprende socializar en todas las comunidades de la nación la importancia de mantener y profundizar los avances, así como promover mayor inserción de miembros de sectores agrarios y barrios al proyecto defendido por Alianza PAÍS.

La tercera etapa busca desarrollar mesas de trabajo relacionadas con las propuestas de Lenín Moreno en temas de jubilación, fomento de emprendimiento, mejoras en la calidad de vida de la tercera edad, y otras, con la finalidad de lograr su rápida puesta en práctica una vez que el binomio oficialista gane el balotaje, pues no prevén otro escenario.

En ese mismo contexto, el coordinador del Movimiento 30-S, Javier Pozo, agregó a Prensa Latina que quienes defienden el proyecto de país para todos harán “trabajo de hormiga”.

“Están en juego dos objetivos, dos planes, el pasado de barcazas y las actuales ocho hidroeléctricas en funcionamiento, de carreteras en el peor estado de América Latina y ahora las mejores vías de la región, y el de 300 becas a casi 20 mil en el presente”, enfatizó.

Para Pozo, se trata de “la prepotencia del pasado nefasto frente a este presente de obras para el pueblo ecuatoriano”.

Ambos dirigentes coincidieron en un llamado a la población a reflexionar sobre las opciones e instaron a una victoria más aplastante que la del 19 de febrero, cuando en primera vuelta Alianza PAÍS ganó la mayoría en la Asamblea Nacional y parlamentarios andinos y las presidenciales, aunque no con el por ciento necesario.

Un total de ocho binomios se presentaron a esa primera ronda de elecciones generales, ganadas por Moreno-Glas, con 39,35 por ciento de las papeletas y un margen de diferencia de más de 11 puntos porcentuales sobre el segundo dúo más votado, Lasso-Páez (28,10).

Según los estatutos, para declarar un vencedor absoluto se requiere tener más del 50 por ciento de los sufragios o un mínimo del 40 por ciento más una diferencia de al menos 10 puntos con respecto al segundo lugar.

(Con información de Prensa Latina)

 

Anuncios