Etiquetas

, ,

INTER - ecuador_2.jpg

Implicados en la crisis financiera.  Foto: Archivo

Tomado de: Cambio

(Quito, ecuador / Sputnik).- Cientos de ciudadanos salieron a las calles de Quito ayer para recordar los 18 años del feriado bancario de 1999, que derivó en la peor crisis financiera de ese país, con la quiebra de las mayores entidades bancarias.

“Venimos porque esa es una cicatriz de nuestro país que no debemos olvidar, miles de familias fueron separadas por el feriado bancario”, comentó una de las participantes de la protesta organizada por el Gobierno, Cecilia Donoso.

La mujer recordó que cuando los ahorros de su familia fueron congelados y luego vino la dolarización de la economía en 2000, su esposo tuvo que emigrar a España para conseguir empleo, por lo que ella debió criar sola a sus hijos y afrontar, 10 años después, la desintegración de su matrimonio.

“No solo nos quitaron nuestra plata, arruinaron nuestras familias, se llevaron todo”, contó Donoso de 52 años que participó desde temprano en la marcha vestida de negro y púrpura.

El 8 de marzo de 1999, el entonces superintendente de bancos, Jorge Egas, informó al país que se imponía un feriado bancario, a pesar de que días antes el presidente Jamil Mahuad (1998-2000) había asegurado en cadena nacional que el Gobierno “jamás” iba a incautar ni “confiscar las cuentas de nadie”.

Anuncios