Etiquetas

, , , , ,

glasso1.jpg
GUILLERMO LASSO es el  candidato de la derecha en la segunda vuelta presidencial. Conozca al personaje.
(Comparto un muy interesante documento que me acaban de enviar desde Ecuador)
Queridos Amigos: como seguramente todos ya saben, Ecuador se dispone a votar una segunda vuelta en las elecciones presidenciales el próximo 2 de abril. En esta oportunidad, se enfrentarán Lenin Moreno, candidato de izquierda por el movimiento oficialista Alianza País, conducido por el actual presidente Rafael Correa, y Guillermo Lasso, el candidato-banquero.
Desde la coordinación de la campaña presidencial de Lenin Moreno, hemos generado este documento sobre Guillermo Lasso que les pido que nos ayuden a circular. Lasso no sólo es el candidato de la derecha, con un extenso prontuario de corrupción, estafas y mentiras. Además es miembro del Opus Dei, lo que le da un carácter todavía más peligroso para todo lo logrado en estos diez años por la Revolución Ciudadana.
El documento que les adjunto son quince razones (aunque pueden ser más) para no votar o apoyar a Guillermo Lasso. Es un recorrido biográfico e histórico por los últimos 20 años de Ecuador: no casualmente en cada momento crítico y traumático del pasado reciente de este país, aparece la figura de Lasso.

Es importante la solidaridad de todos ustedes en la denuncia de lo que podría llegar a ocurrir en Ecuador en caso de que la derecha finalmente gane el 2 de abril. No se trata de una pelea que únicamente tenga lugar en Ecuador ya que sus repercusiones son regionales e incluso globales, particularmente en este momento en el que las expresiones de la derecha conservadora, reaccionaria y xenófoba cobran cada vez más fuerza, en América Latina, en Estados Unidos y en Europa.
Cualquier pronunciamiento público es importante en este sentido y será especialmente valorado en la campaña que estamos actualmente estamos desarrollando.
QUINCE RAZONES PARA NO VOTAR POR GUILLERMO LASSO
El banquero Guillermo Lasso, candidato de la derecha para las próximas elecciones del 2 de abril, es dueño de una oscura historia personal en la que se mezclan intereses particulares y familiares, junto con ambiciones empresariales, bancarias y políticas. Se trata de la principal figura del neoliberalismo en Ecuador y de uno de las conocidos representantes de la partidocracia, que veinte años después de su aparición en la escena pública, intenta llegar al gobierno para coronar un extenso recorrido basado en la mentira, la estafa, la corrupción, el abuso de poder, el tráfico de influencias, la conspiración y, sobre todo, el enriquecimiento a costa del pueblo ecuatoriano. A continuación, presentamos quince (aunque podrían ser muchas más) razones para no votarlo, en la necesidad de no retroceder todo lo que juntos hemos avanzado, y con la esperanza de un futuro mucho más luminoso para nuestro Ecuador:
1) Favoreció la quiebra de distintos bancos para beneficiar al Banco de Guayaquil y obtener ganancias de los salvatajes promovidos desde el gobierno. En 1994, como presidente del Banco de Guayaquil, presidente de la Asociación de Bancos y vocal en la Junta Bancaria, lideró la aprobación de la Ley General de Instituciones Financieras, la que desreguló el área y favoreció el endeudamiento irresponsable de distintos bancos del Ecuador y la salida al exterior del dinero de los ecuatorianos. Sin ningún tipo de control estatal, se produjo el quiebre de varios bancos y se preparó el terreno para el Feriado Bancario de 1999.
2) Compró su cargo de “Supeministro” a partir una enorme donación. Como dueño del Banco de Guayaquil aportó 500 millones de sucres a la campaña presidencial de Jamil Mahuad en 1998, convirtiéndose así en uno de los principales aportantes y posibilitando su posterior desempeño por un mes como “Superministro de Economía y Energía” en ese gobierno.
3) En 1999 aumentó el IVA. Pese a que hoy quiera eliminar 14 impuestos, en 1999, como ministro de Mahuad, intentó subir el IVA del 10% al 15%, aumento que finalmente llegó al 12% por la oposición del Congreso a esta iniciativa.
4) Fue el principal responsable del Feriado Bancario. En marzo de 1999, mientras se desempeñaba simultáneamente como gobernador del Guayas, presidente del Banco de Guayaquil y Vicepresidente de la Asociación de Bancos, fue el principal artífice del Feriado Bancario, cuando se incautaron cerca de 2 mil millones de dólares de depósitos de pequeños y medianos ahorristas.
https://i.ytimg.com/vi/pzhFkW4j9G4/hqdefault.jpg
5) Lucró y se enriqueció todavía más con los depósitos bancarios de los pequeños y mediados ahorristas. En el Feriado Bancario se enriqueció todavía más a partir del congelamiento de los depósitos bancarios en el Banco de Guayaquil, y el cambio a valor real de los Certificados de Depósitos Reprogramables (CDRs) a la Corporación Financiera Nacional, cuando previamente se había pagado a los ahorristas la mitad o incluso menos por el valor de esos mismos bonos. Gracias a esta transacción espuria incrementó sus ganancias en más de un 50%.
6) Fue el principal responsable del endeudamiento externo y de la emigración masiva de ecuatorianos. Luego de su paso como Superministro en el gobierno de Mahuad y del Feriado Bancario, la deuda pública del Ecuador era del 85,5% del PBI, en tanto que se dio inicio al proceso creciente de migración al exterior de cerca de un millón de ecuatorianos.
https://i0.wp.com/img.youtube.com/vi/GYrnMxGf-yg/0.jpg
7) Fue el principal beneficiario de la devaluación y de la crisis económica que luego daría lugar a la dolarización. Debido a su conducta especulativa, a principios del año 2000 fue uno de los principales beneficiarios de la devaluación del sucre como paso previo a la dolarización. Esta medida no sólo implicó la pérdida de la moneda nacional sino también un enorme y profundo impacto social: la pobreza subió al 68%, los salarios reales cayeron en aproximadamente el 40% y el desempleo y el subempleo ascendieron al 35%.
https://i0.wp.com/vistazo.com/sites/default/files/field/image/2016/11/29/lasso.jpg
8) Fue el responsable del paquetazo de 2003 bajo el gobierno de Lucio Gutiérrez. Durante el mandato de Lucio Gutiérrez se desempeñó como “embajador itinerante”, cargo desde el que negoció con los EE.UU y el FMI un préstamo por 200 millones de dólares a cambio de una sustancial disminución del gasto público y social que derivó en un aumento del precio de los combustibles, la reducción de los subsidios al gas y la electricidad, el congelamiento de salarios y pensiones jubilatorias y el despido masivo de empleados públicos.
9) Conspiró para que Rafael Correa no pudiera asumir la presidencia del Ecuador. Según distintos cables de Wikileaks, entre 2006 y 2007 fue uno de los principales conspiradores en contra de la asunción al gobierno de Rafael Correa. Con este objetivo, y a través de su fundación “Ecuador Libre”, intentó conformar un frente de empresarios y dirigentes políticos, como Lucio Gutiérrez, Jaime Nebot y Álvaro Noboa, y buscó el apoyo de la embajada de los Estados Unidos.
10) Ha tenido una postura contradictoria frente a la Revolución Ciudadana. Hoy se manifiesta a favor de concretar acuerdos comerciales con China y hace dos años decía del gobierno “Hablan de soberanía y van a inclinarse al imperio chino para financiar un proyecto político que no es viable” (Sábado 10 de enero de 2015, La República). Asimismo, en 2012 decía lo siguiente: “¿Cómo no podemos estar satisfechos con la labor del gobierno en materia de inversión pública en infraestructura vial? ¿Cómo no apreciar el esfuerzo del gobierno en el tema de inversión en salud y educación?” (Jueves 10 de mayo de 2012, El Universo).
11) Tiene sus ahorros en paraísos fiscales. A raíz de las investigaciones realizadas por los Panama Papers, se concluyó que el Banco de Guayaquil posee dos firmas vinculadas a los paraísos fiscales, en uno de estos casos vinculado además con otra empresa ligada a Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil.
12) Su propuesta política es engañosa y revela una enorme contradicción entre su discurso y su práctica:
-Piensa atraer inversión extranjera para generar empleo, pero mantiene sus millonarios ahorros en Panamá.
-Propone bajar y eliminar impuestos, como una medida que sólo lo beneficiaría a él y a un mínimo sector de la población ecuatoriana, anulando para ello el derecho a la educación y a la salud gratuita.
-Propone la creación de un millón de puestos de trabajo, pero con la eliminación de impuestos únicamente va a provocar despidos masivos de empleados del sector público, como médicos, maestros y enfermeras.
-Promete créditos de entidades bancarias con un 1% de interés anual y a treinta años, iniciativa que nunca llevó a la práctica desde el Banco de Guayaquil.
13) Se opone a las iniciativas por el cuidado del medio ambiente. Pese a que se presenta como un defensor de la ecología, quiere eliminar el “impuesto verde”, dirigido a evitar el aumento de la contaminación y el calentamiento global. Asimismo, y mientras estuvo a cargo de la Fundación Malecón 2000, en Guayaquil tampoco se interesó por los graves problemas ecológicos de esta ciudad y del estero Salado: por el contrario, intentó crear una sede de Disneylandia en la Isla Santay, considerada como Área Protegida del Ecuador.
14) Aprueba la política migratoria de Donald Trump y ha favorecido la discriminación contra los extranjeros. No se conoce una sola declaración suya frente a la amenaza de expulsión a los cerca de 200 mil ecuatorianos que actualmente residen sin papeles en los EE.UU. De igual modo, se manifestó en contra de la presencia de los médicos cubanos radicados en Ecuador.
15) Se manifestó en contra de la democracia y a favor de la violencia. No sólo no aceptó los resultados de la elección presidencial del 19 de febrero, sino que además, de manera injustificada y sin aportar una sola prueba a su favor, responsabilizó al gobierno de haber cometido fraude. Para ello, apeló a actos callejeros y promovió la violencia física y verbal en contra de quienes se habían pronunciado a favor del gobierno y de su candidato, Lenin Moreno.
Por todos estos motivos, consideramos que la candidatura presidencial de Guillermo Lasso constituye hoy el mayor peligro para el Ecuador, no sólo en función de los logros alcanzados en estos diez años por la Revolución Ciudadana, sino también para el sostenimiento en el tiempo y hacia el futuro de la necesaria convivencia democrática y pacífica que históricamente ha caracterizado a nuestro pueblo.

Anuncios