Etiquetas

, , , , , ,

68393-fotografia-g.jpg

La Asamblea Nacional del Poder Popular sesiona de forma extraordinaria para analizar importantes documentos en la vida del país. Foto: Roberto Suárez

Las diputadas y diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba ratificamos nuestro más firme y resuelto apoyo a la hermana República Bolivariana de Venezuela, a su gobierno legítimo y a la unión cívico-militar que encabeza el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros, los cuales enfrentan una grave escalada de violencia interna e intervención internacional.

Sectores oligárquicos, en contubernio con intereses foráneos, han intentado extender por todo el país el caos con métodos terroristas. En nombre de falsos valores de democracia y derechos humanos, han desestabilizado el país y enlutado decenas de familias venezolanas.

Los medios de comunicación oligárquicos y transnacionales difunden mensajes e imágenes que tergiversan de modo cínico la realidad, ocultan los importantes logros del chavismo y evitan referirse a la barbarie golpista –como el caso de los jóvenes a los que las hordas opositoras prendieron fuego-.

Esos esfuerzos son liderados por la desacreditada Organización de Estados Americanos (OEA) y su frenético e injerencista Secretario General. Su actuación selectiva y profundamente ideologizada, al servicio del imperio y de los poderes oligárquicos de la región, persigue cercar y derrocar a la Revolución Bolivariana y poner a disposición de las transnacionales los inmensos recursos naturales de la nación suramericana. Su silencio frente a otras graves alteraciones del orden democrático, a los asesinatos de activistas sociales y periodistas y al empleo de militares para reprimir al pueblo en otros países de la región, reflejan el doble rasero que prevalece en la OEA.

En virtud de ello, las diputadas y diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba llamamos al cese de toda intromisión en los asuntos internos de la hermana República Bolivariana de Venezuela y reclamamos el absoluto respeto a la soberanía, orden constitucional y libre determinación de los venezolanos.

Demandamos respeto al derecho legítimo del pueblo venezolano a seguir construyendo el modelo social que impulsa la Revolución Bolivariana, a la vez que reconocemos los esfuerzos del gobierno para que prevalezcan el entendimiento y la paz. En ese sentido, saludamos los constantes llamados al diálogo realizados por el presidente Nicolás Maduro y la incorporación de varios países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) a este importante esfuerzo.

Convocamos a los legisladores y parlamentos del mundo a mantener en alto la solidaridad con Venezuela, país de Nuestra América, con la confianza en que a la revolución y al pueblo bolivarianos les asisten la sabiduría, la capacidad y la razón histórica para superar sus dificultades y refrendar un camino propio.

La Habana, 1ro de junio de 2017

“Año 59 de la Revolución”

Anuncios