Etiquetas

, , , ,

cumbre-pueblos-mesa.jpg
Tiquipaya, Bolivia, 20 jun (PL) El expresidente ecuatoriano Rafael Correa aseguró hoy aquí que la Conferencia Mundial de los Pueblos, en Bolivia, sobresale como un debate crucial para la humanidad porque defiende la existencia de un mundo sin muros.

 

Al intervenir en el encuentro inaugurado este martes en esta localidad Correa se mostró preocupado ante la amenaza norteamericana (con el presidente Donald Trump a la cabeza) de levantar una muralla en la frontera con México porque decisiones, dijo de este tipo podrían cambiar el curso de la historia.

El político y economista ecuatoriano criticó, además, cómo la mayoría de las sociedades ricas penalizan y criminalizan la movilidad humana en medio de un mundo globalizado y cruel que está en función del capital y no de los seres humanos.

Durante su exposición en el panel Un mundo sin muros. Hacia una ciudadanía universal, Correa abogó por la justicia social, la inclusión y la solidaridad de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y defendió el derecho a la movilidad humana.

La paz no es solo ausencia de guerra, sino presencia de justicia, dignidad, soberanía, igualdad y prosperidad, aseveró ante un auditorio colmado por las máximas autoridades de Bolivia, políticos y representantes de movimientos sociales de varios países.

Minutos antes el expresidente de Colombia y ex secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas, Ernesto Samper, planteó la necesidad de derribar los muros racistas y xenófobos que condenan a una buena parte de la población mundial ya sea por su color de piel o su situación socioeconómica.

Samper insistió en no hacer distinción entre nacionales y extranjeros, sino tratar a todos como hermanos de un mismo pueblo, especialmente a los pobladores de América Latina.

En su primera jornada, la Conferencia Mundial de los Pueblos rindió tributo con un minuto de silencio a las personas que perdieron la vida mientras se trasladaban a otros territorios en busca de mejorar su calidad de vida.

Prevista hasta mañana en la Universidad del Valle, departamento de Cochabamba, la cita culmina cinco meses de trabajo para analizar temas como el impacto del cambio climático, la crisis económica, las guerras y las políticas intervencionistas sobre los flujos migratorios.

Anuncios