Etiquetas

, , , ,

aurora-boreal

Aurora boreal en Finlandia. Foto: National Geographic.

El logro es de un equipo de investigadores del departamento de geofísica de la Universidad de Tohoku, cuyo trabajo ha sido publicado en Nature, ha sido construir un nuevo sensor que es capaz de diferenciar los electrones que se ven envueltos en el fenómeno de la precipitación electrónica, todo un mecanismo subyacente en la producción de auroras boreales.

Lo que han logrado es un nuevo tipo de observación que acerca más a los científicos a verificar las hipótesis que hasta el momento se plantean de cómo se forman las auroras boreales. Por supuesto algo ya se sabe: el fenómeno está relacionado con los vientos solares y la magnetosfera terrestre, pero con estas observaciones se conoce un poco mejor la interacción que produce este espectáculo visual.


Viendo las auroras con nuevos ojos

Que el cielo nocturno se abra en colosales cortinas verdes como si se tratase de un amaneces fluorescente es algo llamativo para todos, pero además de maravillarnos con ello los seres humanos nos empeñamos en conocer el por qué de las cosas y a las auroras se las intenta observar (bien) desde hace tiempo. Pero lo que hasta ahora se cuestionaba era si cierto tipo de plasma (conocido como chorus waves u ondas de plasma) es lo suficientemente potente como para mover los electrones de la magnetosfera y hacer que se precipitasen a la ionosfera, siendo esto lo que produciría las auroras.

Y precisamente esto es lo que se ha logrado observar ahora, es decir, cómo el plasma acaba causando esta precipitación de electrones. Algo que hasta ahora no se había podido detectar u observar porque los sensores existentes no eran sensibles a lo distintos tipos de electrones.

Gracias a un nuevo sensor se ha visto directamente por primera vez el mecanismo por el que se producen las auroras

Así, esta nueva herramienta ha permitido que Atsushi Kumamoto y el resto de investigadores de este equipo observen las interacciones de los electrones de las auroras, o lo que es lo mismo, que por primera vez se haya visto el mecanismo por el que se producen las auroras pudiendo confirmar una hipótesis que se sostenía hace tiempo.

 

Las auroras, por su naturaleza no son fáciles de estudiar, pero unos investigadores han logrado por primera vez observar directamente cómo se producen las auroras boreales. Foto: National Geographic.

 

Fotografía durante una impresionante noche de auroras boreales cerca de Vikran, Noruega. Foto: National Geographic.

39259878995_5eb68cd15f_z-1

En video, el secreto de las auroras boreales:

 

(Con información de Xataka)