Etiquetas

, , , ,

De Cubadebate

Alicia, Mónica y Déborah fueron sus nombres en la lucha clandestina, y Mariela, fue la mujer que subió a la Sierra.

Todos esos pseudónimos protegieron la identidad de Vilma Lucila Espín Guillois, la joven que no dudó en luchar entre montañas, en la ciudad y en la tribuna, porque creía en un país mejor, en el poder del amor, la familia, la justicia y la honestidad.

Hace once años su presencia no nos acompaña físicamente, pero en las fotos, en el recuerdo de todos, y en cada obra donde habita su huella, queda su sonrisa franca.

 

Vilma junto a Fidel Castro en la Sierra Maestra.

 

Vilma junto a Raúl Castro.

 

La guerrillera junto a Haydée Santamaría y Celia Sánchez.

 

Vilma junto a Fidel Castro y los rebeldes en la Sierra Maestra.

 

Vilma, siempre defensora de la mujer cubana.

 

Discurso de Vilma por los derechos de la mujer.

 

Vilma en la Sierra Maestra.

 

La guerrillera siempre al frente.