Etiquetas

, ,

Por Percy Francisco Alvarado Godoy

Las redes sociales Twitter y Facebook se han convertido en  foco de ataque mediático contra el venidero Referéndum Constitucional por parte de contrarrevolucionarios radicados fuera de Cuba y por varios cabecillas de grupúsculos contrarrevolucionarios internos –sin dejar de dar muestras de las profundas divisiones internas existentes en el seno de esta minúscula oposición cuya base fundamental no son contradicciones de tipo ideológico, sino las luchas en pos de protagonismo y por una mayor tajada en las ayudas provenientes del exterior, fundamentalmente de Estados Unidos–, lo que se demuestra en sus posturas diferentes ante el evento constitucional.

Esta diferente posición ante el acto legislativo nacional les ha llevado a asumir tres posiciones básicas: votar no el en referéndum, abstenerse de hacerlo y provocar actos de desobediencia social durante el escrutinio y contra la Carta Magna.

Varios son los grupúsculos que han tomado la postura del voto negativo en la consulta, los cuales representan hasta el momento la postura más difundida, por cuanto cuentan con la venia de sus organizaciones matrices y quienes las sostienen económicamente –sin negar que es la visión compartida por las élites de poder en USA–, como son los casos de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), dirigido por José Daniel Ferrer desde Santiago de Cuba; el Foro Antitotalitario Unido (FANTU) y el Frente de Resistencia Cívica “Orlando Zapata Tamayo” que encabezan respectivamente Guillermo Fariñas y Jorge Luis García Pérez “Antúnez” desde Villa Clara; la Asociación de Sindicatos Independientes de Cuba que dirige Iván Hernández Carrillo desde Matanzas; el Centro Convivencia encabezado por Dagoberto Valdés en Pinar de Río; la Mesa de Unidad de Acción Democrática con Manuel Cuesta Morúa en La Habana; sumándose además la comunidad LGBT y los religiosos de las  iglesias  Humanistas Cristianos y la Misión Bereana de Cuba, asociada a la  congregación Bautista  que dirige el pastor Daniel Josué Pérez desde Chaparra, municipio Jesús Menéndez, Las Tunas.

Rosa María Payá, partidaria también de votar no, por su parte, busca la entrada de observadores de la Unión Europea (UE), de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de los parlamentos de países europeos y latinoamericanos.

En la campaña por la inasistencia a la votación o postura de abstención se encuentran Estado de Sats, de Antonio G Rodiles; el Proyecto Emilia, que dirige el Doctor Oscar Elías Biscet; el Frente de Resistencia Cívica “OZT” de la capital y las denominadas Hermanas de Blanco.

El grupúsculo Damas de Blanco, además de brindar apoyo a la convocatoria de Rodiles, propone realizar actos de protesta pública el 24 de febrero, lo equivale a la tercera postura.

Voceros principales del ataque al Referéndum Constitucional dentro de Cuba lo han sido el equipo del diario digital 14yMedio, la promotora del audiovisual contrarrevolucionario Lente Cubano, Iliana Hernández, el cabecilla de UNPACU José Daniel Ferrer y su esposa Nelva Ismaray Ortega Tamayo, Antonio Rodiles de Estado de Sats y Ángel Moya, representante del grupúsculo Damas de Blanco. Desde el exterior se han destacado los contrarrevolucionarios Eliecer Ávila (Somos+), Laritza Diversent (Cubalex), así como  Félix Yuniel Llerena y el Pastor Bautista Mario Félix Lleonart, del Instituto Patmos.

Con el objetivo de visualizar los resultados de la campaña promocionada en la red, la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) ha desarrollado una encuesta durante un mes y en una descarada manipulación de la realidad basada en uso de una muestra parcializada, dicen que hasta el 14 de enero el 89% de los participantes ha elegido el No y solo el 11% se ha pronunciado por el Sí. ¿Creíble, no?

Otra dirección del ataque mediático sostiene la llamada Asociación Cubana de Observadores Electorales con la campaña “Cada elector un observador”, invitando a los ciudadanos a estar presentes en la votación y el escrutinio para “impedir el fraude”, luego de especular que ya cuentan con 380 observadores en 10 provincias y 76 municipios del país. Por su parte, desde el exterior también se promueve la solicitud de observadores internacionales por parte del grupúsculo Directorio Democrático Cubano, radicado en Miami, quien lanzó un concurso vigente hasta el  21 de enero con una recarga en Internet  para todos los participantes y 50 dólares para el ganador. Dentro de este contexto, el contrarrevolucionario  Eliécer Ávila convocó a la “Marcha de los prohibidos” para el 26 de enero frente a las embajada cubanas en varios países.

Similar comportamiento se ha manifestado, tanto en Twitter como en Facebook, así como en la blogósfera contrarrevolucionaria.

Cuba ha usado todos los medios para enfrentar esta campaña subversiva contra el Referéndum Constitucional sobre la base de aclarar aquellas cuestiones que han sido ampliamente manipuladas por la contrarrevolución, informando a cada ciudadano sobre el verdadero alcance de este acto constitucional, comprometiendo al pueblo sobre el hecho de que el voto positivo representa la continuidad de la Revolución. Creo, particularmente, que el voto en este contexto definirá la apuesta por proseguir edificando nuestro socialismo y servirá también para medir en qué medida se ha sido efectivo en el trabajo político ideológico con las masas revolucionarias, así como en qué grado la manipulación enemiga ha logrado confundir a parte de nuestro pueblo. Lecciones hemos de aprender: no debemos dejar nunca tomar iniciativa a nuestros enemigos.