Etiquetas

, , , , ,

Alrededor de 40 representantes de los partidos y movimientos de izquierda de más de diez naciones asistieron a la capital nicaragüense para el Foro de Sao Paulo.
Alrededor de 40 representantes de los partidos y movimientos de izquierda de más de diez naciones asistieron a la capital nicaragüense para el Foro de Sao Paulo. Foto:Twitter

Tomado de:Granma

MANAGUA.—El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, celebró este miércoles que la izquierda latinoamericana busque afianzar su unidad «con el mismo ímpetu y la misma fe» que mostró al crear el Foro de Sao Paulo en 1990.

En diálogo con el Grupo de Trabajo de ese mecanismo multilateral en Nicaragua, Maduro consideró que el documento Consenso de Nuestra América debatido por los delegados refrenda ese esfuerzo y debe convertirse en una guía política para los movimientos progresistas de la región.

Asimismo, resaltó que el Foro de Sao Paulo nació en un momento muy especial. El Foro es fruto de un llamado del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, para reunir a las fuerzas de izquierda tras el derrumbe del bloque socialista europeo encabezado por la Unión Soviética.

A la cita en Managua asistieron alrededor de 40 representantes de los partidos y movimientos de izquierda de más de diez naciones del área, con el propósito medular de fortalecer la unidad y contrarrestar la nueva ofensiva neoliberal que amenaza la integración.

Maduro añadió en el encuentro que  las fuerzas de izquierda de América Latina representan la esperanza del mundo entero, dado los avances sociales y económicos alcanzados en la región con la llegada de Gobiernos progresistas.

«Somos el continente de la esperanza, somos las fuerzas revolucionarias de la esperanza de un mundo entero, nosotros aquí en América Latina. Lo debemos decir con humildad y asumirlo como compromiso», señaló según AVN.

El mandatario indicó que con estos Gobiernos progresistas se generó en América Latina «la primera ola revolucionaria y popular del siglo XXI», la cual calificó como «positiva para los pueblos».

El jefe de Estado añadió que los procesos de cambio en la región se profundizaron con la visión del líder cubano Fidel Castro y con la llegada a la presidencia de Venezuela del Comandante Hugo Chávez.

«Nadie daba un medio por las fuerzas de izquierda en los años 90, y diez años después, con el surgimiento de la Revolución Bolivariana, liderada por Chávez, comenzaba un signo virtuoso de avance, de victoria y de organizaciones jamás visto en la historia», agregó.

Por otro lado, señaló que América Latina será verdaderamente de los latinoamericanos si se logran «convertir todas las adversidades de este momento en oportunidades y caminos de avance».

En el caso de Venezuela, el dignatario aseveró que el modelo de la Revolución Bolivariana ha demostrado ser exitoso «en tiempos de bonanza» y en tiempos de «guerra política y económica».

Anuncios